Informe: China destruyó evidencias sobre brote de coronavirus en Wuhan

Informe: China destruyó evidencias sobre brote de coronavirus en Wuhan

De acuerdo al informe, las autoridades chinas comenzaron a censurar las noticias sobre el virus en los motores de búsqueda desde el 31 de diciembre de 2019

xi jinping china coronavirus
Xi Jinping (AFP)

MIAMI, Estados Unidos.- Una investigación llevada a cabo por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda aseguran que China ha destruido “de forma deliberada” evidencias sobre el brote del coronavirus en Wuhan en una “agresión a la transparencia internacional”.

En el documento, que publicó The Saturday Telegraph, se abarcan las negaciones iniciales “sobre la mortalidad en la transmisión de persona a persona”; la “negativa a proporcionar muestras de virus vivos a científicos internacionales que trabajan en una vacuna”; y el silenciamiento o la “desaparición” de los médicos y científicos que intentaron advertir sobre el nuevo peligro.

De acuerdo al informe, las autoridades de China comenzaron a censurar las noticias sobre el virus en los motores de búsqueda desde el 31 de diciembre de 2019, eliminando términos como “variación del SARS”, “mercado de mariscos de Wuhan” y “neumonía desconocida de Wuhan”, el 1ro de enero de 2020, sin ninguna investigación sobre el origen del virus, el mercado de mariscos de Wuhan fue cerrado y desinfectado.

Según el documento publicado por The Saturday Telegraph, la comisión de salud de Hubei ordenó a las compañías de genómica que dejaran de analizar el nuevo virus y que destruyeran todas las muestras.

Para el 3 de enero, la Comisión Nacional de Salud de China, la principal autoridad de salud del país asiático, ordenó que las muestras de neumonía de Wuhan fueran trasladadas a las instalaciones de prueba designadas o destruidas, y ordenó una orden de no publicación relacionada con la enfermedad desconocida.

La investigación de las agencias de inteligencia no da conclusiones sobre si el origen del SARS-CoV- 2 salió del laboratorio de Wuhan o se originó en un “mercado húmedo” de la ciudad de China, sin embargo, ofrece claves sobre las investigaciones chinas en relación al estudio de los coronavirus de los murciélagos y su potencial peligro para los humanos.

La doctora Shi Zhengli, directora del Centro de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Instituto de Virología Wuhan, admitió que al menos una de las 50 muestras de virus estimadas que posee su laboratorio tiene un 96% de compatibilidad genética con el COVID-19, reza la nota de The Saturday Telegraph.

La doctora contó inicialmente a medios de comunicación que sufrió “noches de insomnio” tras conocer el brote de un virus similar a la neumonía, y que temía que su laboratorio fuese responsable del brote. Sin embargo, más tarde dijo en la revista Scientific American que la secuencia genética de COVID-19 no coincidía con ninguna de las que su laboratorio estaba estudiando en el momento en el que se inició el brote.

The Saturday Telegraph afirma que un trabajo del equipo de la doctora Shi para sintetizar coronavirus similares al SARS “estaba alterando partes del virus para probar si era transmisible a diferentes especies”.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

CubaNet

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]