El infierno vivido por un opositor en una cárcel de Cuba

El infierno vivido por un opositor en una cárcel de Cuba

Tras ocho meses en prisión, Ovidio Martín Castellanos fue liberado sin cargos

MIAMI, Florida.- Los ocho meses que pasó bajo arresto antes de ser liberado el pasado sábado 21 de abril han sido descritos por el opositor Ovidio Martín Castellanos, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), como “un infierno”.

Según reportó Martí Noticias a partir de una conversación con Castellanos, pese a que este fue acusado de “atentado” en un principio fue liberado sin cargos el pasado fin de semana, luego de ocho meses tras las rejas.

El opositor fue detenido el 19 de agosto de 2017 en el municipio San Luis, cuando unos cuarenta activistas de su organización compartían con familiares.

Varios agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil fueron a provocar a los opositores reunidos, pese a que en la actividad se incluían niños y mujeres. “A un activista de los nuestros que estaba filmando el entorno le arrebataron el teléfono y le dieron un golpe”, relató Castellanos.

Opositores y familiares del activista han descrito asimismo la golpiza que este recibió también delante de todos y que le provocó una herida en la frente.

El hecho terminó con la detención de varios miembros de UNPACU, e inclusive de varias mujeres que llevaban niños.

Martín Castellanos fue trasladado ese día hacia la unidad provincial conocida como la Motorizada, y más adelante a las cárceles de Aguadores y Mar Verde.

El miembro del Ejecutivo Nacional de UNPACU y coordinador de la organización en la región oriental dijo que en la unidad de operaciones intentaron que firmara un documento que lo inculpaba del delito de atentado, una práctica habitual de las autoridades contra opositores pacíficos.

“Fue un mayor, instructor policial, llamado Hermes, que decía que yo con las manos detrás, había golpeado con la cabeza a un policía. Siempre se los dije y se los dejo bien claro: por mi mente no ha pasado nunca levantarle la mano a nadie. Pero sí me voy a manifestar en contra de todo tipo de violaciones, cueste lo que cueste (…). Les dije que no aceptaba ningún documento, ningún cargo y no lo firmé”, señaló Martín.

El opositor dio testimonio de los abusos a que fue sometido tanto él como el resto de los reclusos en las cárceles por las que pasó, donde no solo le profirieron amenazas sino que presenció brutales golpizas.

Castellanos fue liberado a través de una medida cautelar, aunque no será juzgado. Tampoco piensa impugnar al Estado debido a la impunidad que impera en el país.

Por ahora, concluye el opositor, piensa seguir “ejerciendo su derecho como cubano, como ciudadano, con mi resistencia y mi desobediencia”.

[fbcomments]