Grupo chavista toma sede diplomática de Venezuela en EE.UU.

Grupo chavista toma sede diplomática de Venezuela en EE.UU.

Los simpatizantes de Maduro dicen que se erigen en “colectivo” para defender el lugar de los enviados del líder opositor y presidente interino, Juan Guaidó

Grupo de chavistas tomaron la embajada de Venezuela en Washington. Foto EFE

MIAMI, Estados Unidos.- Un grupo de chavistas, denominados a sí mismos “colectivo de protección de la embajada”, tomó desde hace semanas la embajada de Venezuela en Washington y han hecho un llamado a las personas que simpatizan con su causa para llenar el edificio y defenderlo así de una posible toma o desalojo, informó la agencia de noticias EFE.

Esto, después de que el Gobierno de Donald Trump estableciera este miércoles como fecha límite a los diplomáticos de Maduro para que se fueran. Los diplomáticos fieles al mandato de Nicolás Maduro abandonaron el edificio, pero antes de hacerlo, y conocedores de las intenciones de los enviados de Guaidó  ̶ reconocido por más de 50 países como presidente interino ̶  de tomar el control de la embajada con el apoyo de EE.UU., entregaron las llaves del edificio a un grupo de chavistas locales.

El centenar de chavistas en el interior de la sede diplomática dicen que se erigen en “colectivo”, y que defienden el lugar de los enviados del líder opositor y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

“Todo el mundo que está aquí, está aquí legalmente invitado por las personas legalmente a cargo de este edificio, propiedad del Gobierno de Venezuela”, dijo Verheyden-Hilliard, de las abogadas del “colectivo de protección”, que también amenazó con interponer demandas contra cualquier agente que “ordene o ejecute desalojos o arrestos ilegales”.

Activistas chavistas en la embajada en Washington. Foto EFE

De acuerdo a la nota de EFE, el edificio parece más que una embajada una casa tomada, con carteles que cuelgan del tejado, hechos a mano. “No a la guerra por petróleo”, “stop al golpe”, “paz” o “no a las sanciones letales” son algunas de las pancartas que se leen desde la calle.

En la embajada, los activistas pro-Maduro compartían obsequios que los diplomáticos habían dejado antes de irse, como discos de música venezolana, libros, carteles de Chávez, pines conmemorativos del bicentenario de la independencia o figuras del libertador Simón Bolívar.

Margaret Flowers, una de las activistas, explicó que está preparada para resistir: “No nos vamos, si nos dicen que nos vayamos, no nos vamos”.

A mediados de marzo, el enviado de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, reconocido por el Gobierno de Donald Trump como legítimo embajador de Venezuela en EEUU, hizo públicas sus intenciones de hacerse con el control de la embajada en las “próximas semanas”.

[fbcomments]