Ferris pendientes de permiso cubano para operar entre EEUU y la Isla

Ferris pendientes de permiso cubano para operar entre EEUU y la Isla

Según fuentes, la obtención de esos permisos por parte del Gobierno cubano puede tardar todavía un tiempo

156Alicante, 29 jul (EFE).- La naviera española Baleária está pendiente de poder obtener los permisos de la administración cubana para “operar tráficos marítimos” entre Cuba y Estados Unidos, una vez que ya ha obtenido la autorización estadounidense.

Fuentes de Baleària, con sede en Dénia (Alicante), han indicado a Efe que la obtención de esos permisos por parte del Gobierno cubano puede tardar todavía un tiempo.

Por el momento, la compañía ya dispone de “todos los permisos” de Estados Unidos para “operar tráficos marítimos desde y hasta Cuba”.

El departamento estadounidense del Tesoro ha autorizado a Baleària “a prestar servicios de transporte con Cuba para personas, equipaje o carga, de acuerdo a las restricciones que establece esta misma administración”, han explicado las mismas fuentes.

El pasado mes de junio, Baleària obtuvo la primera licencia de la Oficina de Industria y Seguridad (Bureau of Industry and Security) de EEUU que permite la entrada y salida de barcos hacia y desde Cuba.

Y recientemente ha obtenido de Estados Unidos la segunda licencia, en virtud de la cual este país le autoriza a realizar servicios de transporte con Cuba para personas, equipaje o carga.

Estas dos licencias son los permisos necesarios por parte de las autoridades norteamericanas para poder operar entre Estados Unidos y Cuba, pero, “sin embargo, para poder iniciar las conexiones, queda pendiente la autorización por parte del gobierno cubano”, han precisado las citadas fuentes.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha declarado a Efe que son “conscientes de que los tiempos hay que cumplirlos, de que todavía hay infraestructuras portuarias deficientes y pendientes de ejecutar, y de que el marco normativo tanto en EEUU como en Cuba todavía no permite una óptima explotación del modo de transporte ferry, pasajeros + autos + mercancías rodadas”.

“Estamos preparados para tener toda la paciencia necesaria y listos para comenzar las operaciones en el momento en que las respectivas autoridades de una y otra orilla lo permitan”, ha dicho Utor, quien ha añadido: “Baleària esta lista y dispuesta a comenzar; la palabra la tienen las autoridades competentes”.

Baleària tendría previsto operar con dos líneas entre Cuba y Estados Unidos, ambas con el puerto de La Habana: una en un buque de alta velocidad, que sería el Pinar del Río, desde Key West con una duración de la travesía de tres horas (la distancia entre ambos destinos es de unas 84 millas) y otra en ferry desde Port Everglades (norte de Miami) con un trayecto de unas diez horas (230 millas).

El buque de alta velocidad Pinar del Rio, de 74 metros de eslora y 26 de manga, tiene una capacidad para 450 personas y una velocidad de 32 nudos.

Baleària dispone en la zona del Caribe de este barco, que cuenta con todos los certificados del Coast Guard necesarios para empezar a operar.

El Pinar del Río ha estado operando la línea entre Fort Lauderdale (al norte de Miami) y Freeport (en la isla de Grand Bahama), que Baleària explota desde 2011 bajo la marca Baleària Caribbean.

La naviera transportó en 2014 más de 130.000 pasajeros entre los Estados Unidos y Las Bahamas, un 18 % más que en 2013, lo que permite consolidar esta línea del Caribe.

“Además de Cuba, se están explorando nuevos negocios en la zona del Caribe para poder operar tráficos en países, como Puerto Rico, México o República Dominicana”, han informado a Efe fuentes de Baleària.

Actualmente, la facturación procedente de los tráficos internacionales (Bahamas y Algeciras-Tánger) supone para Baleària el 15 % y el objetivo en un plazo de 5 años es alcanzar el 50 % de la facturación en el exterior.

El grupo Baleària cerró su ejercicio contable de 2014 con 279 millones de euros de facturación por el aumento de las ventas, así como por la plusvalía obtenida tras la venta de activos por valor de 9 millones de euros.

Al cierre de las cuentas anuales (el año contable es de noviembre a octubre), la facturación del grupo Baleária se situó en los 279 millones de euros, con un resultado bruto de explotación (ebitda) den 57 millones de euros, un 7 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Baleària transportó 3,2 millones de pasajeros en 2014, lo que supone un 15 por ciento más que en el anterior ejercicio, en todas las líneas que opera en el Estrecho, Islas Baleares y El Caribe.

La naviera, que cuenta con una flota de 23 buques y da ocupación a unas 1.000 personas, está participada por Adolfo Utor (57,5 %), presidente de la compañía, y el grupo Matutes (42,5 %).

[fbcomments]