“La mató y luego se quitó la vida”: nuevo feminicidio estremece el oriente de Cuba

“La mató y luego se quitó la vida”: nuevo feminicidio estremece el oriente de Cuba

Yarianna Chacón Betancourt fue asesinada el pasado viernes. “Entró y la buscó, cuando la vio fue directo hasta ella y le dio una puñalada en la espalda”

cuba feminicidio asesinato
Yarianna Chacón (foto cortesía del autor)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – Yarianna Chacón Betancourt fue asesinada el pasado viernes presuntamente por su exesposo Yusnel, quien la habría apuñalado en la espalda con un arma blanca, mientras la víctima se encontraba en su centro de trabajo, la Empresa de Conservas el Caney en Santiago de Cuba, y posteriormente la habría rematado mientras esta se encontraba en el hospital.

Testigos presenciales en el momento del ataque revelaron a CubaNet que Yusnel llegó hasta la Empresa de Conservas con su objetivo claro. “Entró y la buscó, cuando la vio fue directo hasta ella y le dio una puñalada en la espalda”, apuntó una trabajadora de la empresa.

Varias personas impidieron que el victimario continuara su cometido lanzándole libros y otros objetos, “entre la revuelta llegó el que era marido actual de Yarianna, pero el otro también lo hirió, y nadie pudo quitarle el cuchillo, hasta que él mismo se fue”, describió la trabajadora consultada.

Yarianna y su pareja fueron llevados de inmediato al Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Sayas, para brindarle los primeros auxilios. Minutos después Yusnel también llegó al hospital con una herida, presumiblemente autoinfligida, que usó como pretexto para entrar al cuerpo de guardia del centro médico.

De acuerdo con familiares de Chacón, en el instante en que los médicos y enfermeras preparaban el equipamiento de primeros auxilios, el presunto homicida llegó hasta la camilla donde se hallaba su víctima, proporcionándole al menos 12 puñaladas, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.

Yarianna, de 33 años de edad, dejó tres menores huérfanos, un niño de dos años hijo de su presunto asesino, además de dos niñas de nueve y doce años.

Chacón había denunciado varias amenazas de Yusnel, pero no obtuvo respuesta de la Policía, que hizo caso omiso a las denuncias, como aseguran familiares. El último incidente de acoso fue en el pasado Día de las Madres, cuando Yarianna recibió una llamada en tonos amenazantes de parte de Yusnel, aunque el incidente no fue reportado a las autoridades.

Yusnel, luego de cometer el homicidio, se dio a la fuga, suicidándose más tarde, de acuerdo con las declaraciones de los familiares. “La mató y luego se quitó la vida. Todo lo tenía bien pensado, aunque le salió mal el primer intento, no descansó hasta matarla. Lo peor del caso es que la mató en un lugar que se supone que es seguro y que debe haber custodios y más si se trata de una paciente víctima de un intento de homicidio, ahí es donde sale a relucir la inseguridad en la que vivimos”, refiere un familiar de Yarianna, quien no quiso revelar su identidad.

El esposo actual de Chacón, quien también recibió heridas mientras intentaba defender a su cónyuge en la primera agresión, no muestra complicaciones y se encuentra recuperándose.

No obstante, el descontrol en que se encuentran los servicios funerarios, en esta ocasión aumentaron aún más el dolor por la pérdida súbita de la joven santiaguera.

“Cuando estábamos velando a Yarianna llegó otro velorio, que resultó ser el del asesino de ella. ¿Cómo van a poner en la misma funeraria a los dos, eso es de locos?”, se pregunta un vecino de la joven asesinada. Según cuenta esta fuente, el conflicto se veía venir, “lo que se formó en esa funeraria fue tremendo, las dos familias se fueron a los golpes y a los gritos, menos mal la policía llegó y no hubo más tragedias”, indicó el vecino citado.

Recientemente el régimen cubano admitió la existencia de feminicidios en la isla, un tema que se había mantenido bajo total secreto. El reconocimiento llegó en el primer Informe Nacional sobre la implementación de la Agenda del 2030, y que reseñó la agencia IPS.

Según el informe, el advertimiento de feminicidios fue de un 0.99 por cada 100.000 adolescentes y mujeres cubanas, en el año 2016, siendo este año el más reciente en los informes. Por otro lado, los datos ofrecidos dan cuenta de que en 2014 hubo 157 fallecidas y en 2016 se reportaron 120 casos, cifra que aumentó en 10 casos más para 2017.

Este nuevo incidente ocurrido en Santiago de Cuba, se une a los lamentables acontecimientos que desde inicios del presente año han marcado la cotidianidad a lo largo del país. Mientras tanto, Mariela Castro, Cenesex y la prensa oficialista continúan omitiendo estos casos de feminicidio, alegando que en Cuba no existen hechos de este tipo debido a la “Revolución y las acciones a favor de los derechos de la mujer”.

[fbcomments]