1

Familiares de Andy García denuncian que el joven está en paradero desconocido

Andy García Lorenzo, Cuba, 11J, preso político

MIAMI, Estados Unidos.- Los familiares del preso político Andy García Lorenzo denunciaron este viernes que al joven lo trasladaron del campamento donde cumple una condena de cuatro años de prisión, por su participación en las protestas del 11 de julio de 2021, y hasta el momento no conocen su paradero.

A través de una directa transmitida en Facebook, Roxana García Lorenzo, hermana de Andy, y Jonathan López, cuñado del manifestante y pareja de Roxana, explicaron que en una visita regular al campamento de trabajo forzado “El Soler” el padre del joven conoció que este no se encontraba allí.

“Una vez más trasladan a Andy sin avisarnos, porque ellos creen que son los dueños de uno. Desde ya estamos diciendo que Andy está desaparecido, hasta que no tengamos una prueba de donde se encuentra, sea una llamada o una visita”, dijo López.

Roxana y Jonathan explicaron que iban a salir al campamento a exigir explicaciones, pero la lluvia no los ha dejado salir de la casa.

Roxana contó que su papá protestó por la situación y “preguntó que por qué no estaba allí si fue a donde lo mandaron a cumplir su condena”. Asimismo, agregó que después de varias llamadas funcionarios del régimen aseguran que el joven se encuentra en el campamento de trabajo forzado Yabu “pero no hemos podido confirmarlo”.

“Vamos a seguir intentado buscar la manera de llegar al Yabu, para confirmar si él está allí, porque no confiamos en nada de lo que dice la Seguridad del Estado y mucho menos ningún jefe”.

Según la información entregada al padre de Andy García, el joven fue trasladado de campamento desde el día 10 de julio en la tarde, y “por protocolo, ya que se respetan tanto las leyes, a nosotros se nos debía informar, y no le hicieron. A ellos no les importa nada”, señaló Roxana.

Andy García Lorenzo fue violentamente arrestado el 11J y acusado de “desorden público” y “desacato”. Con una petición fiscal de siete años de privación de libertad, fue enjuiciado en enero del presente año junto a otros 15 manifestantes del 11J en la misma provincia, y sentenciado a cuatro años de prisión.

Tras más de 12 meses tras las rejas, el joven de 24 años ha sido sometido al menos a 13 tipos de tortura y malos tratos según Prisoners Defenders (PD), como represalia contra él y su familia por las denuncias de violaciones de derechos humanos contra presos políticos y comunes.

El pasado mes de mayo, fue trasladado desde la prisión de máxima seguridad de Guamajal, cercana a Santa Clara, a un campamento de trabajo correccional del régimen cubano.

Durante el traslado, las autoridades lo enviaron por un corto período a su casa, donde esperaría “para seguir cumpliendo sentencia en un abierto [campamento de trabajo correccional del régimen cubano]”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.