Expulsan a miembro del Movimiento San Isidro de Factoría Habana

Expulsan a miembro del Movimiento San Isidro de Factoría Habana

“Me parece extremadamente injusto y excesivo. Nada de lo que hice creo que sea como para aplicar una medida de esta índole”, dijo Claudia Genlui

Claudia Genlui factoría habana
Claudia Genlui. Foto del autor

LA HABANA, Cuba.- Claudia Genlui Hidalgo, curadora y miembro del Movimiento San Isidro, ha sido separada definitivamente de su cargo como especialista principal en la galería Factoría Habana.

“Me parece extremadamente injusto y excesivo. Nada de lo que hice creo que sea como para aplicar una medida de esta índole”, denuncia a CubaNet la curadora.

Todo comenzó el día de la conferencia sobre arte independiente que dictara en los salones de la embajada de la República Checa hace una semana aproximadamente.

“Ese día me citaron al departamento de gestión cultural Katia Cárdenas y Michel González, que son mis jefes inmediatos, para decirme que ellos se habían enterado a través de mi muro de Facebook. Ellos fueron claros conmigo, me dijeron que si daba la conferencia me aplicarían la pena máxima”, y Genlui Hidalgo tuvo el mismo nivel de sinceridad: “les dije que daría la conferencia”.

“Pienso que todo estuvo planificado, porque casualmente empezaron a circular un correo justo cuando comencé a tener los primeros contactos con la embajada. El correo decía que todos los especialistas debían notificar cualquier invitación por parte de un cuerpo diplomático, para que Eusebio autorizara”, según la curadora el correo circuló el 30 de noviembre y la conferencia fue el 11 de diciembre.

Claudia Genlui no notificó a sus jefes, “primero, porque eso pertenece a mi trabajo independiente; segundo, porque era una actividad programada fuera de mi horario laboral; y tercero, no era una actividad programada por la Embajada Checa, fue una actividad que programé yo como curadora independiente, y la embajada me cedió el espacio”, expone sus razones y cree excesiva la medida.

“Pienso apelar porque no estoy de acuerdo”, y anuncia su próximo paso, “me pudieron haber aplicado otras sanciones como separación del cargo, una sanción de tres meses, pero me dijeron que por ser cuadro yo tengo cierta responsabilidad dentro de mi área laboral”, además de haber desconocido una orden de Eusebio Leal como si fuera, en vez de curadora, militar, o como si perteneciera a una dotación de esclavos sin derecho a la vida fuera del área asignada o barracón.

La curadora Claudia Genlui lleva solo tres años de graduada y le interesa mantener su puesto en la institución.

“Este ha sido mi segundo trabajo. Yo me gradué hace muy poco, en el 2016, y Factoría Habana ha sido una escuela para mí. Ha sido una forma de crecer como profesional. El trabajo que hago tiene que ver con toda la carga administrativa, pero también hago investigaciones, difusión, relaciones públicas”, y quizás la verdadera razón de su expulsión sea que “llevo 8 o 10 meses trabajando con el Movimiento San Isidro (MSI), y no me había dedicado más a fondo a la curaduría independiente por todo lo que me exigía y todo lo que le entregaba a Factoría Habana, con la que siempre tuve mucho compromiso, si no lo hubiera dejado desde hace rato”.

Claudia Genlui ha dicho en varios espacios que pertenecer al MSI ha sido revelador y no ha estado exenta del acoso que sufren sus miembros. La expulsión de su centro laboral es parte de la estigmatización que sufren todos los artistas que deciden tener una vida independiente a la doctrina ideológica que en Cuba lo abarca todo.

“Pienso apelar porque no estoy de acuerdo. A mi me interesa muchísimo”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

María Matienzo Puerto

María Matienzo Puerto

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

[fbcomments]