Exilio considera una ‘victoria’ que gobierno cubano cambie ley ‘discriminatoria’

Exilio considera una ‘victoria’ que gobierno cubano cambie ley ‘discriminatoria’

La Habana habría cedido a sus presiones

Exiliados cubanos habían protestado ante la sede de la Carnival en Doral, contra la decisión de la compañía de no admitir cubano-estadounidenses (Archivo)
Exiliados cubanos habían protestado ante la sede de la Carnival en Doral, contra la decisión de la compañía de no admitir cubano-estadounidenses en los cruceros (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- La comunidad cubana de Miami (EE.UU.) calificó hoy como “una victoria” haber logrado con sus protestas y demandas legales contra Carnival que el Gobierno de Cuba desistiera de sus políticas “discriminatorias” contra sus nacionales, a quienes les prohibía entrar por mar a la isla.

“Esta es una victoria de todos, es un paso positivo en la dirección correcta, que saludamos”, expresó hoy a EFE Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, quien lideró la semana pasada una manifestación contra Carnival en la sede principal de la empresa, en Doral, ciudad aledaña a Miami (EE.UU.).

La Habana anunció hoy que autorizará a partir del próximo 26 de abril la entrada y salida de sus ciudadanos por vía marítima, cuatro días después de que Carnival manifestara que los pasajes estaban disponibles para cualquier viajero, incluidos los cubanos, aunque aclaró que el crucero inaugural, previsto para el 1 de mayo, sería retrasado hasta poder embarcar también a los cubanos.

La mayor empresa de cruceros del mundo había recibido la semana pasada un aluvión de muestras de indignación de la comunidad cubana en Miami después de su negativa inicial de venderles pasajes para la nueva ruta a Cuba por obedecer una ley cubana de 1999 que lo restringía.

Para el abogado Javier López, de origen cubano, ha sido una mañana “muy emotiva” porque nunca pensó que el Gobierno cubano iba a cambiar esta política, “especialmente con la animosidad que tienen contra los cubano-estadounidenses”.

López es socio del bufete Kozyak Tropin & Throckmorton, que presentó la semana pasada una demanda colectiva por discriminación contra la compañía, que fue interpuesta por dos pasajeros que no pudieron comprar pasajes para viajar a Cuba en el barco ‘Adonia’, de la nueva línea de Carnival, Fathom.

El abogado se mostró satisfecho de que esta demanda ayudara a “hacer ceder” al Gobierno de La Habana, pero mostró su desconfianza, pues el Gobierno de Cuba es “como un monstruo, un enigma, que sale en la noche, que hace todo para ir contra los derechos humanos, la discriminación y las libertades civiles”.

López aclaró que, a pesar del anuncio de la compañía y La Habana, el proceso legal sigue en pie hasta tener por escrito un documento de Carnival en el que se garantice que “todos los cubanos sean tratados con igualdad, sin estar sujetos a cargas especiales del Gobierno cubano”.

La comunidad cubana quiere seguir manteniendo la presión sobre la compañía de cruceros y, por ende, sobre Cuba.

En este sentido, el Directorio Cubano mostró su recelo y consideró que el anuncio de hoy se trata de una “papa caliente” que Carnival le pasó al régimen de Raúl Castro.

Orlando Gutiérrez, fundador de ese grupo, dijo a EFE que si el régimen de Cuba quiere, puede negar las visas a los cubano-estadounidenses, que están sometidos a comprar un pasaje sin saber si obtendrán ese permiso, que cuesta hasta 425 dólares para aquellos que dejaron Cuba después de 1970.

“Aquí no ha cambiado nada, se mantiene la discriminación y represión, esto es un juego de palabras”, lamentó el exiliado, que sin embargo, aplaudió que la presión, aunque sea, ha ayudado a cambiar “el discurso”.

En el mismo sentido se expresó el Centro por una Cuba Libre, que señaló en un comunicado que “el boicot contra Carnival aún es necesario hasta que la empresa ya no sea cómplice de las políticas discriminatorias de La Habana contra los cubano-estadounidenses”.

La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, resaltó por su parte que esta “alegría” no debe hacer perder de vista que la discriminación “es solo uno de los numerosos abusos y violaciones de los derechos humanos que sufre la diáspora cubana”.

A pesar de todo ello, el presidente del Movimiento Democracia espera que este cambio “estimule a dar otros pasos” como detener el maltrato a las Damas de Blanco y a la oposición cubana por “ejercer pacíficamente su derecho”, y liberar los presos políticos.

El exiliado expresó que preveía que el Gobierno de Cuba “iba a reconocer algo porque era muy fuerte el rechazo a la discriminación”.

“Ellos (el Gobierno cubano) siempre han gozado de mucho capital político producto del desacuerdo con Estados Unidos para justificar cualquier cosa, pero en este caso eso se acabó”, señaló Sánchez.

Tras un proceso de acercamiento que comenzó en diciembre de 2014, los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos restablecieron sus relaciones diplomáticas en julio de 2015, que este año además propiciaron en marzo la histórica visita del Presidente Barack Obama a la isla.

Carnival aseguró hoy que “trabajó en estrecha colaboración con Cuba” para permitir que sus cruceros puedan operar de manera similar a los vuelos chárter que conectan EE.UU. con Cuba. EFE

[fbcomments]