Ex funcionario afirma que fue discriminado por ser homosexual

La policía se toma atribuciones que no están contempladas en las leyes y viola derechos de los gays al expulsarlos de lugares públicos y amenazarlos con cárcel

Navid Fernández_cortesía Michel Iroy

LA HABANA, Cuba, 12 de junio de 2013, Michel Iroy Rodríguez/ www.cubanet.org.- Navid Fernández Cabrera, un ex funcionario del Ministerio de  Informática y Comunicaciones que fue destituido por su orientación sexual  y que actualmente es coordinador general de un proyecto LGBT independiente, desmiente a Mariela Castro, la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), cuando relata los atropellos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) contra los homosexuales.

“Por ser homosexual he sido discriminado. Para acabar con la homofobia  no basta con lo que pregona Mariela Castro, que vaya por el mundo repitiendo que en Cuba se respeta a los homosexuales, cuando en realidad son discriminados, maltratados, y repudiados”, dice.

Fernández Cabrera llegó a ocupar el cargo de sub-director de relaciones internacionales del  Ministerio de  Informática y  Comunicaciones, subordinado al comandante Ramiro Valdés Menéndez. Antes fue jefe de estadísticas del Ministerio de Relaciones Exteriores. Debido  a que denunció varios casos de corrupción, lo destituyeron de su cargo y lo designaron  auditor de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

Entre los casos de corrupción que denunció recuerda el de los viajes de la funcionaria  Noemí Benítez Mendoza, quien viajaba  tres o cuatro veces al mes  a Venezuela para tratar el tema del cable submarino de fibra óptica.

Pero no fueron solamente  estas denuncias las causas de  su destitución. Fernández Cabrera refiere que lo discriminaban por ser gay. Afirma que el rector de la UCI,  le comunicó que si quería seguir trabajando en la universidad tenía que dejar de ir a las fiestas gays.

.Refiere que la homofobia es común entre los profesores y el consejo de dirección  de la UCI. Muchos alumnos y profesores han sido expulsados por el simple hecho de ser homosexuales.

“La pobreza  ha llevado a prostituirse a muchos jóvenes que no son homosexuales”, asegura la fuente.  “Jóvenes de entre 18 y 19 años de edad que se encuentran pasando el servicio  militar obligatorio y hasta estudiantes universitarios se prostituyen los fines de semana  por precios que van de 30 a 5  CUC (moneda oficial equivalente al dólar). En La Habana existen  de 5 a 6 lugares  donde se reúnen gran cantidad de estos muchachos”.

Refiere que en la intersección de las calles Infanta y 23, en El Vedado, los gays que se reúnen en el sitio conocido  como El Bimbón, son constantemente hostigados por la policía.

“La PNR se  toma atribuciones que no están contempladas en las leyes y viola los derechos de los gays  al expulsarlos de los lugares públicos y amenazarlos con la cárcel”, explica.

Según Fernández, los gays se han visto obligados a  buscar lugares improvisados para tener sexo, como las playas del Chivo, Mi Cayito y La Concha, el Rodeo de Boyeros y La Tendedera, en la Habana Vieja. En estos lugares se descuidan las más mínimas medidas de protección, lo que ha provocado la proliferación del VIH-SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

yeikosuri11@gmail.com

[fbcomments]