“Ya no hay más papacitos ni mamacitas que les van a dar dinero para jugar”

“Ya no hay más papacitos ni mamacitas que les van a dar dinero para jugar”

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak detalló la estrategia de EEUU para lograr un cambio en Cuba

Michael Kozak Cuba
Foto collage

MIAMI, estados Unidos.- Las acciones y medidas de la administración del presidente Donald Trump para promover la democracia en la región se enfocan principalmente en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guyana y Haití, en coordinación con los socios en la Organización de Estados Americanos, OEA, y otros grupos regionales.

Así lo hizo saber este jueves durante una teleconferencia con varios medios de prensa, publicada luego en la página del Departamento de Estado, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak.

El alto funcionario estadounidense habló de la situación de Cuba, y de cómo la dictadura de La Habana continúa reprimiendo al pueblo cubano mientras socava activamente la democracia en la región, pero aseguró que Washington continuará presionando hasta ver cambios del régimen para con su pueblo.

“Estados Unidos está presionando cada vez más al régimen de Castro para que detenga la represión de sus ciudadanos y su intervención en otros países, particularmente en Venezuela. Y este es un momento difícil para el régimen. Su sistema económico comunista nunca ha podido producir los recursos que necesita para alimentar a su propia gente. Su economía es parasitaria, dependiendo durante años de subsidios masivos de la Unión Soviética, y más tarde dependiendo de un flujo de ingresos de su relación esencialmente colonial con Venezuela”, señaló.

Para el subsecretario de Estado la riqueza de Venezuela la ha destruido Maduro y sus asesores económicos comunistas cubanos, lo que también está afectando directamente a Cuba. Incluso cuando los venezolanos enfrentan una escasez extrema en sus hogares, continúan enviando petróleo, diesel, gasolina, alimentos y medicinas a Cuba, advirtió.

“Nuestra política con respecto a Cuba es restringir sus fuentes clave de ingresos para obligar al régimen a enfrentar las deficiencias de su propio modelo y permitir una mayor libertad a su propio pueblo. Con este fin, estamos exponiendo la verdad sobre el programa de misiones médicas cubanas, un esquema de obtención de dinero disfrazado de asistencia humanitaria. Estamos desalentando los viajes que implican alojarse en hoteles administrados por el ejército cubano, y estamos tratando de romper el monopolio del ejército cubano según lo establecido en el procesamiento de remesas”, explicó Kozak.

Así mismo, el alto funcionario estadounidense se refirió que su experiencia se basa en la resistencia de los cubanos mientras la antigua Unión Soviética iba en picada y se acababan los subsidios.

Cuando Castro no quiso adoptar la perestroika y la glasnost, “finalmente, los soviéticos simplemente cortaron el subsidio. Cuba cayó en picada. Fue entonces cuando abrieron: permitieron que las personas poseyeran divisas, abrieron agromercados, abrieron tiendas en dólares. Y, básicamente, cambió la naturaleza de la sociedad”.

“La tesis aquí es si puedes exprimir sus fuentes de ingresos ilícitas y artificiales, se enfrentarán nuevamente con el problema de que su propio modelo no funciona. Ya no hay más papacitos ni mamacitas que les van a dar dinero para jugar, y van a necesitar hacer algunos cambios”.

Kozak aseguró además que la administración estadounidense continúa buscando una transición pacífica mediante elecciones libres y justas en Venezuela, y que en Nicaragua, aunque Daniel Ortega anunció elecciones presidenciales para el 7 de noviembre de 2021, decenas de presos políticos languidecen en su cárcel.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]