Españoles jubilados emigran a Cuba para “vivir como cubanos”

Españoles jubilados emigran a Cuba para “vivir como cubanos”

De 7.000 extranjeros que han decidido irse a vivir a Cuba, 2.700 son españoles

Libreta de racionamiento en Cuba. (Foto tomada de Internet)

MIAMI, Estados Unidos.- Dos españoles jubilados decidieron en el año 2007 mudarse a Cuba. José Ignacio Pérez y su esposa Carmen, quien falleció a causa del cáncer en 2013, mantuvieron siempre que esa fue la mejor de decisión que pudieron tomar. Después de la muerte de Carmen, José Ignacio Pérez sigue viviendo en el mismo barrio La Vigía, de Santa Clara, en el tercer piso de un edificio de microbrigada.

De acuerdo a una extensa entrevista que publicó el diario español El Confidencial, Pérez asegura que al principio los trataban diferente, como a extranjeros, pero poco a poco se fueron acostumbrando, y los vecinos vieron que ellos se integraron a la comunidad como dos cubanos más.

José Ignacio Pérez español residente en Cuba. Foto El Confidencial

Carmen había nacido en Cuba pero emigró a España con 10 años, y su esposo había estado en la Isla solo dos veces. Residieron en Castilla La Mancha, al centro del país ibérico, hasta que decidieron “vivir como cubanos”. Y ambos cumplieron su sueño, aunque entre los dos sumaban una pensión de 1.500 euros al mes, según informa el periódico.

De vuelta en su tierra, con su marido español, tuvo libreta de abastecimiento, colas para comprar viandas, quejas por el transporte y atención médica gratuita, y hasta el día de su muerte mantuvo que era la mejor decisión que había podido tomar.

La decisión de mudarse a Villa Clara llegó cuando los hijos de José Ignacio y Carmen se independizaron. La mujer había sido maestra y él trabajaba como electricista. Los dos estaban jubilados. No se lo pensaron y dieron el paso. Ambos militaban en organizaciones de solidaridad con Cuba, y aun así les costó mucho tiempo y dinero conseguir la residencia permanente.

Tras más de una década viviendo en la Isla, Nacho, como cariñosamente le dicen, no se arrepiente de haberse mudado a Cuba. Lo mejor, reconoce, no es que el dinero se multiplique al cambiarlo a pesos, ni la seguridad de las calles, sino la gente, más “abierta y solidaria”.

De los 7.000 extranjeros que han decidido emigrar a Cuba, 2.700 son españoles. Eso, sin contar otros 117.000 que entre 2007 y 2011 consiguieron la nacionalidad española por la Ley de Nietos.

[fbcomments]