Españolas engañadas por santera cubana permanecieron en una casa en La Habana

Españolas engañadas por santera cubana permanecieron en una casa en La Habana

La santera cubana pidió a la española cerca de 10.000 dólares para poder sanarla

Foto Internet

MIAMI, Estados Unidos.- Una mujer española y su hija menor de edad rescatadas en Cuba tras viajar al país caribeño supuestamente engañadas por una santera permanecieron en una vivienda en La Habana durante los días en que estuvieron desaparecidas, informaron fuentes cercanas al caso dijo la agencia de noticias EFE.

Las dos españolas, según informaron esta semana sus familiares, llegaron a Cuba el pasado 6 de septiembre y permanecieron incomunicadas durante su estancia hasta su rescate el pasado día 14 en un operativo de la Policía cubana coordinado con el Consulado General de España en La Habana.

La intervención se desarrolló sin violencia y sin que nadie opusiera resistencia, de acuerdo a las fuentes consultadas por Efe.

La santera, que según los familiares de la mujer y la niña españolas prometió a la madre resolver sus problemas de salud, ha sido detenida por las autoridades cubanas y de momento se desconoce si la Fiscalía le imputará algún cargo.

Las mismas fuentes indicaron que la mujer cubana pidió en torno a 10.000 dólares por sanar a la española.

Por el momento la prensa estatal cubana, en la que la crónica de sucesos es poco frecuente, no se ha hecho eco del caso.

La vivienda en la que supuestamente permanecieron la madre y la hija retenidas se encuentra en el barrio de Centro Habana, uno de los más populosos y humildes de la capital.

En esta céntrica zona, donde numerosos vecinos consultados por Efe aseguraron desconocer el caso de la santera, se concentran algunos de los edificios más deteriorados de La Habana, y es frecuente que se produzcan derrumbes totales o parciales de inmuebles, sobre todo tras periodos intensos de lluvia.

La mujer española, de 43 años, y su hija, de 6, son naturales de la localidad de Palma del Río (Andalucía, sur de España) pero residían en la isla canaria de Fuerteventura junto al padre de la menor.

Uno de los hermanos de la mujer, Pablo Linares, explicó a Efe en España que su hermana y su sobrina estuvieron “manipuladas por un clan familiar, muy común en Cuba, que les prometía solucionar problemas de salud con rituales de santería”.

Madre e hija están “bien de salud”, precisó Linares, quien también pidió a través de su cuenta personal de Facebook “respeto a la tranquilidad” de ambas.

[fbcomments]