Encuesta: menos estadounidenses quieren visitar Cuba

Encuesta: menos estadounidenses quieren visitar Cuba

Solo el 13% de los encuestados está interesado en viajar a la Isla este año

Los ingresos asociados al turismo en 2011 fueron de 2,503 millones de dólares, seg’un datos oficiales.

MIAMI, Estados Unidos.- De acuerdo a una encuesta publicada por la firma de seguros de viaje Allianz Global Assistance USA, la cifra de estadounidenses que están interesados en viajar a Cuba este año es menor que en los años anteriores.

El sondeo, que fue publicado este martes en su sitio, revela que solo el 13% de los encuestados dijo que estaba interesado en viajar a Cuba este año, en comparación con el 40% el año pasado, lo que representa una caída de 27 puntos.

El 56.5% dijo que no entienden las restricciones de viaje actuales para Cuba y solo el 1% piensa ir a Cuba en los próximos seis meses, el 2% a fines de 2018 y el 5% piensa visitar la Isla en algún momento de 2019, dijo Daniel Durazo, director de comunicaciones de Allianz Global Assistance USA.

La agencia Reuters, citando a tres fuentes vinculadas al sector turístico, publicó el martes que el turismo estadounidense en Cuba se recuperó en junio de una recesión de meses atrás, reforzada por las crecientes visitas de los cruceros.

Tres fuentes diferentes con acceso a datos de la industria turística cubana dijeron que 68.000 estadounidenses, sin incluir los de origen cubano en viajes familiares, llegaron a la Isla en junio, un aumento del 5 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

Con todo y esos números, la cifra de visitantes de Estados Unidos a Cuba durante todo el primer semestre -sin incluir a los cubano-estadounidenses- cayó un 24 por ciento (266.000 personas), según las fuentes consultadas.

Alrededor del 50 por ciento de los visitantes estadounidenses, entre los meses de enero y junio, llegó en cruceros, en comparación con el 25 por ciento en el mismo lapso del 2017, operados por Norwegian Cruise Line Holdings Ltd., Carnival Corporation y Royal Caribbean Cruises Ltd., que agregó más paradas a sus itinerarios en la Isla.

La caída en los viajes de Estados Unidos en la primera mitad del año reflejó de cierta manera el deterioro en la industria del turismo cubano que lucha por recuperarse de la devastadora temporada de huracanes del año pasado en el Caribe.

A eso se suma el impacto que ha tenido la política del nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump, pues desde que llegó a la presidencia ha revertido en gran parte el acercamiento de Barack Obama con la Isla y ha tomado medidas contra los viajes individuales de estadounidenses a Cuba.

La llegada de turistas a Cuba en general descendió más de un 5 por ciento en el período de enero-junio a aproximadamente 2,5 millones. Esa cifra incluye el número de visitantes que arribó en los cruceros durante los primeros seis meses, que fue de 379.000, un incremento del 45 por ciento.

En términos del impulso a la economía local, los estadounidenses que llegan en cruceros tienden a gastar poco, mientras que en unas vacaciones en la Isla gastan mucho más en hoteles, desayunos y restaurantes.

La caída de la actividad turística, combinada con problemas vinculados al mal tiempo, así como cortes de energía y la disminución de suministros importados, puede dar como resultado un crecimiento económico menor al previsto del 2 por ciento para este año.

CubaNet

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]