En San Isidro se desata la guerra de los carteles

En San Isidro se desata la guerra de los carteles

“Yo quiero un país democrático donde cada uno de nosotros pueda subir sus carteles. Si ellos (el Gobierno) ponen carteles por qué nosotros no podemos hacerlo también”, dice Luis Manuel Otero Alcántara.

Uno de los carteles del Movimiento San Isidro (Foto: Luis Manuel Otero Alcántara / Facebook)

LA HABANA, Cuba. – La sede del Movimiento San Isidro (MSI), en La Habana, fue sitiada en la noche de este miércoles por varios oficiales de la Seguridad del Estado (SE), la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y Tropas Especiales. También unidades de brigadas de respuesta rápida se dieron cita en el lugar para desarrollar un acto de repudio contra los activistas y artistas (MSI).

Luis Manuel Otero Alcántara explicó que desde horas de la tarde funcionarios del CDR (Comité de Defensa de la Revolución) y agentes de la SE comenzaron a ubicar en todo el barrio carteles que aludían a la Revolución, al aniversario de los CDR y a Fidel Castro.

El artista supone que el objetivo es contrarrestar “Mi cartel para el cambio en Cuba”, iniciativa convocada hace varios días por el MSI que pretende promover los derechos humanos y el fin de la dictadura en la Isla, a raíz de la conmemoración del 10 de octubre.

“Yo quiero un país democrático donde cada uno de nosotros pueda subir sus carteles (…). Si ellos ponen carteles por qué nosotros no podemos hacerlo también”, dijo Alcántara. Por este motivo, los artistas y activistas del MSI decidieron también salir a la calle a poner sus proclamas por el cambio en Cuba.

“Una flor que cultivar y un esquema que cambiar” y “Tenemos una vida que perder y un país que ganar”, fueron dos de los escritos de respuesta que ubicaron a las afueras de la sede del MSI los integrantes de esta organización.

“Enseguida vinieron las brigadas de respuesta rápida, la Policía y varios oficiales de la Seguridad del Estado a organizar un acto de repudio contra nosotros”, declaró el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho. 

La curadora de arte Anamelis Ramos fue agredida físicamente por uno de los oficiales de la SE, quien le quitó el cartel que portaba.

En el lugar se hallaban además Claudia Genlui Hidalgo, Esteban Rodríguez y su esposa Suleidis Gómez, Dennis Solis y Maykel Castillo, conocido como Maykel Osorbo.

La Policía obligó a los vecinos a entrar a sus casas y no permitían el tránsito de ciudadanos por el lugar.

“La cantidad de personas que había en la calle y ninguno gritaba” sus consignas. “Si esto es hoy, imagínense el día de la rebelión nacional”, afirmó Alcántara en alusión a la manifestación convocada para el día 10 de octubre. “En cada casa ahora mismo hay un motor impulsor del cambio en Cuba”, añadió el artista.

Al cierre de esta información, la sede del MSI permanecía sitiada.

Este miércoles también estuvo asediada la vivienda de Diasniurka Salcedo Verdecia, en Alquízar. Poco antes la activista había situado en la entrada de su finca un cartel que decía: “Que solo no quede en un cartel, a la calle”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Camila Acosta

Graduada en Periodismo en la Universidad de La Habana, 2016. Investigadora, Documentalista y Especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC). Reside en La Habana, Cuba

[fbcomments]