Emergencia sanitaria en Holguín lleva ya cuatro semanas

Emergencia sanitaria en Holguín lleva ya cuatro semanas

El cólera y el dengue marcan el ritmo de la vida en la ciudad

La situación epidemiológica afecta todos los aspectos de la vida diaria (foto de autor)
La situación epidemiológica afecta todos los aspectos de la vida diaria (foto de autor)

HOLGUÍN, Cuba – Tras una estrategia sanitaria de cuatro semanas, Holguín no ha podido revertir situación epidemiológica creada por un brote de dengue y cólera.

En el municipio cabecera se mantienen abiertos los cuatro hospitales destinados a recibir a las personas aquejadas por estas enfermedades, y en estos momentos hay más de 700 pacientes ingresados, según datos ofrecidos por Jorge Luis Quiñones, Jefe del Departamento Provincial de Promoción y Educación para la Salud, durante una transmisión el programa Contextos del canal local Telecristal.

Entre las medidas sanitarias para combatir al cólera, vigentes desde hace un mes, está la prohibición para elaborar y vender líquidos en unidades gastronómicas estatales y privadas. Ello ha provocando no sólo afectaciones económicas, sino también molestias a los consumidores, que han encontrado obstáculos para mitigar su sed fuera de casa en estos días de intenso calor.

Por eso la holguinera Elena Rodríguez dijo a Cubanet que, antes de salir de su hogar, siempre prepara una botella con agua para el trayecto. En la calle sólo ha podido encontrar refrescos o maltas enlatados,que los privados venden a 15 y 20 pesos (un dólar es equivalente 25 pesos) respectivamente. El precio resulta muy alto, en un país donde el salario promedio mensual es de 20 dólares.

Por otro lado, el dueño de un establecimiento gastronómico, solicitando anonimato, comentó a CubaNet que para garantizar la venta se ha visto obligado a comprar varias cajas de refrescos enlatados a 12 pesos la unidad, que le suministra ilegalmente un jefe de almacén de una empresa estatal.

“Estoy obligado hacerlo, es la única manera que tengo para obtener una ganancia y poder mantener a mi familia, pagar la patente y los impuestos”, reconoció el cuentapropista.

Otra arista del problema es el incremento de la ausencia de trabajadores por certificado médico, lo que ha acarreado afectaciones tanto a las empresas como a los usuarios que acuden a realizar los trámites.

Una de las unidades afectadas es el Banco de Créditos y Servicios, donde se aprecian grandes aglomeraciones de gente para realizar una operación bancaria.

Néstor Santana, de 63 años, espera de pie hace dos horas para ser atendido. “Nos explicaron que la demora está motivada por la ausencia de dos compañeras que están ingresadas con dengue”, dijo a Cubanet.

Por otra parte, la fumigación contra el mosquito Aedes Aegypti causa molestias a los usuarios de la única sala destinada a la navegación en internet en Holguín, situada en la calle Martí.

Allí es común leer un cartel donde se informa que el servicio no se prestará debido a la fumigación, lo que ha generado varias críticas entre las personas que acuden al lugar.

La grave situación higiénico-epidemiológica obligó a las autoridades en Holguín a declarar hace un mes una emergencia sanitaria y a suspender los Carnavales que estaban previstos del 20 al 23 de agosto.

[fbcomments]