“Elecciones” cubanas rompen récord de baja participación

“Elecciones” cubanas rompen récord de baja participación

La asistencia a las urnas fue todavía menor que la vez anterior

Niños cubanos “custodiando” un colegio electoral (EFE)

LA HABANA, Cuba.- La participación en las elecciones municipales celebradas en Cuba este domingo fue del 85,94 %, lo que supone 2,4 puntos menos que en las anteriores de abril 2015, para un censo actualizado de 8,8 millones de electores, informó hoy la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Los números constituyen el peor índice de participación en el proceso electoral desde que el actual sistema entrara en vigor, tras la aprobación de la Constitución de 1976.

El censo inicial era de 8,4 millones de votantes, pero se actualizó durante la jornada electoral, cuando se realizaron 410 158 inclusiones y 6599 exclusiones correspondientes a personas fallecidas, explicó en una rueda de prensa la presidenta de la CEN, Alina Balseiro.

Los cubanos acudieron ayer domingo a las urnas para elegir por un periodo de dos años a 12 515 delegados a las asambleas municipales del Poder Popular —cargo equivalente al de concejal—, en unos comicios a los que no logró presentarse ningún candidato independiente.

En la jornada resultaron elegidos 11 415 delegados, por lo que en 1100 circunscripciones (8,7 %) será necesario celebrar una segunda vuelta el próximo 3 de diciembre, dado que ninguno de sus candidatos logró la mayoría (mitad más uno) de los votos válidos para ser elegidos, según establece la Ley Electoral.

De acuerdo con los datos preliminares desglosados por la funcionaria, el 35,4 % de los delegados elegidos en estas elecciones fueron mujeres, casi el 0,5 % más que en 2015, mientras que el porcentaje de jóvenes electos fue del 14,3 %, un punto por debajo respecto a los anteriores comicios.

La presidenta de la CEN destacó el “entusiasmo” de la ciudadanía por ir a votar, la “participación masiva” y el “compromiso” con el proceso, que implicó la apertura de 24 365 colegios y la movilización de más de 200 000 autoridades electorales.

Balseiro también detalló que el porcentaje de boletas nulas fue del 4 %.

La iniciativa Cuba Decide, liderada por Rosa María Payá (hija del fallecido disidente Oswaldo Payá) había llamado a los electores a votar en blanco o escribir en la boleta la palabra “plebiscito”, y también presentó solicitudes oficiales de que las boletas en blanco, que habitualmente se invalidan, fueran contabilizadas.

Además, de cara a estas elecciones se había constituido la plataforma ciudadana #Otro18, que trató de postular candidatos independientes aunque finalmente no lo logró. Sus promotores han denunciado que la Seguridad del Estado utilizó diferentes vías para intimidar o impedir a los candidatos independientes asistir a las asambleas de selección de aspirantes al puesto.

En Cuba, donde el único partido político legal es el PCC, se celebran elecciones municipales cada dos años y medio y se renueva la Asamblea Nacional cada cinco.

De entre los delegados elegidos en este proceso saldrán los candidatos a diputado de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) en las elecciones generales que deberán celebrarse en los próximos meses, pero para las que todavía no hay fecha.

El nuevo Parlamento que salga de esa elección será el encargado de ratificar el próximo 24 de febrero de 2018 —según el calendario previsto— al nuevo gobernante de Cuba, dado que Raúl Castro ha anunciado que se retirará en esa fecha.

La ley electoral establece que el presidente de Cuba, junto con el vicepresidente y los restantes miembros del Consejo de Estado, se elige a partir de una propuesta elaborada por una Comisión de Candidaturas integrada por diputados electos en los comicios generales.

Esa propuesta es sometida a votación en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

A falta de confirmación oficial, se espera que sea el actual vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, quien suceda al menor de los Castro al frente del Gobierno de la isla y asuma un mandato que supondrá el final de casi seis décadas de castrismo.

Díaz-Canel abogó ayer por la “continuidad del socialismo” en declaraciones a la prensa cuando acudió a votar en un colegio electoral de La Habana.

(Con información de EFE)

[fbcomments]