El Paquete Semanal se convertirá en una agencia de publicidad

El Paquete Semanal se convertirá en una agencia de publicidad

Lo anuncia Elio Héctor López, la cara visible de la ’empresa’

Elio Héctor López, alias El Transportador (foto tomada de Internet)
Elio Héctor López, alias El Transportador (foto tomada de Internet)

MARTÍ NOTICIAS (Lizandra López).- La cara visible de los gestores del Paquete Semanal y su creador, Elio Héctor López, conocido como “El Transportador”, anunció los planes de convertir esta empresa en una agencia de publicidad en los próximos años, entre otros detalles de su modelo de negocio, hasta ahora desconocidos.

López ve el Paquete como un medio de promoción para artistas y negocios, por ello imagina a su empresa convertida en una agencia de publicidad.

“Lo vengo tratando de hacer hace tiempo. Sé que el Paquete tiene una vida X”, dijo en un encuentro de emprendedores cubanos en Barcelona, España, el jueves.

A pesar de que admite que el Paquete tiene fecha de expiración, calcula que gozará de salud por otros cuatro años, y su fin no será la actual internet en Cuba –asegura– sino cuando se respeten las leyes de derechos de autor, que impedirán la distribución de gran parte del contenido.

Si bien los distribuidores del Paquete se sirven de la licencia de comprador-vendedor de discos, López admitió que ciertos aspectos de su negocio funcionan en un marco ilegal.

“La piratería es legal en Cuba”, apuntó el emprendedor cubano, quien aprovechará la situación hasta que el Gobierno cubano dicte leyes que le permitan evolucionar como desea.

¿Que pasará con el Paquete en unos años?

El Transportador reveló que empresarios de Google y People, entre otros importantes medios y negocios internacionales, le prometieron su apoyo en su empeño de convertir el Paquete en una agencia publicitaria. Estas corporaciones gigantes estarían interesadas en la gran cantidad de conexiones que López maneja en la isla.

“Me han dicho: ‘Yo voy a negociar contigo’. Voy a tener todas esas personas de mi lado”, enfatizó.

El futuro del Paquete sería entonces su punto de inicio. El propósito de López y un grupo de amigos cuando comenzaron a compilar información en 2007 no era competir con los canales de televisión nacional, como ha sucedido, sino servir como instrumento de promoción musical y, sobre todo, convertirlo en un negocio.

López cuenta que llegaron a tener un constante intercambio de materiales con todos los disc jockeys (DJ) y músicos en La Habana, a tal punto que uno de estos músicos le ofreció pagarle por llevar su música a otras provincias.

En los últimos tiempos, el Paquete incluye aplicaciones, publicaciones digitales o contenido de artistas o negocios cuyos dueños pagan por estar en él, único modo de llegar a cada rincón de la isla sin la intervención de los medios estatales.

Muchos de los actuales negocios privados de la isla se auxilian del Paquete para diseminar su contenido, como es el caso de Vistar Magazine, CiberCuba y Revolico, los otros tres participantes del evento en Barcelona.

Para explicar el modelo de negocio del Paquete, López lo comparó con una cadena alimenticia, donde él y su equipo serían el origen o “la matriz principal”, que descarga todo el contenido a través de internet y de la que se nutren semanalmente distribuidores independientes de toda la isla.

Tienen mensajeros en las terminales de ómnibus que mueven el Paquete hasta las distintas provincias del país hasta dos veces a la semana. En otras ocasiones son los distribuidores de cada provincia los que van a La Habana.

No es el negocio millonario que algunos imaginan

López explica que pierde el control en cierto punto de la red. Tampoco le interesa. El carácter descentralizado de este modelo de negocio le impide conocer cifras exactas de la cantidad de distribuidores y de consumidores en la isla.

A pesar de que la distribución del Paquete da la oportunidad de mantenerse a mucha gente en la isla, López aseguró que no ofrece los dividendos que la gente imagina. Da para vivir pero no para darse lujos, como sería en Cuba la compra de un auto, comentó.

López negó tener conexión con el Gobierno cubano y asegura jamás haber tenido problemas con las autoridades por el Paquete y argumentó que su decisión de no incluir contenido político obedece a la intención de promoción cultural, desde sus inicios.

“Somos un proyecto audiovisual. No ponemos política ni a favor de un lado ni del otro”, aclaró López, y agregó que otros contenidos que no tienen cabida en el Paquete son la pornografía y la violencia, “porque el Paquete lo mismo lo ve un niño que un anciano de 70 años”.

[fbcomments]