El nuevo arzobispo de La Habana elogia el legado del cardenal Jaime Ortega

El nuevo arzobispo de La Habana elogia el legado del cardenal Jaime Ortega

“Vamos a tratar de continuar su obra”

Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, nuevo arzobispo de La Habana Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (foto: el Nuevo Herald)
Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, nuevo arzobispo de La Habana Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (foto: el Nuevo Herald)

LA HABANA, Cuba.- El nuevo arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García, elogió hoy la labor de su antecesor, el cardenal Jaime Ortega, en favor de la Iglesia Católica y el pueblo de Cuba, un legado que se propone continuar al frente de la archidiócesis capitalina.

“Vamos a tratar de continuar la obra que él (Ortega) ha realizado y estoy seguro, me lo ha confirmado así, de su apoyo, su oración y su compañía”, dijo monseñor García en conversación telefónica con Efe tras conocerse este lunes que el papa Francisco le ha nombrado como nuevo arzobispo metropolitano de La Habana.

El nombramiento del hasta ahora arzobispo de Camagüey se produce después de que el pontífice haya aceptado la renuncia del anterior arzobispo de La Habana, Jaime Lucas Ortega y Alamino, por sobrepasar la edad de 75 años, tal y como establece el Código de Derecho Canónico.

El cardenal Ortega —que ha sido Arzobispo de La Habana casi 35 años, desde noviembre de 1981— desempeñó su papel al frente de la Iglesia católica en Cuba, en un periodo en que la isla ha recibido la visita de tres papas (Juan Pablo II en 1998, Benedicto XVI en 2012 y Francisco en 2015).

Su mediación propició en el año 2010 un proceso de excarcelación de presos políticos que culminó en 2011.

También tuvo un importante rol en los contactos que dieron paso al deshielo entre Cuba con EE.UU., acercamiento en el que el papa Francisco actuó como mediador.

Una de las últimas apariciones públicas del cardenal Ortega como arzobispo de La Habana fue en marzo pasado, cuando recibió en la Catedral de la capital al presidente de EE.UU., Barack Obama, y a su familia, en el primer día de su histórica visita a la isla.

“Destacaría todo lo que él ha hecho a favor de la Iglesia y a favor del pueblo cubano, así como toda su labor misionera, catequética, educativa y caritativa”, resaltó monseñor García.

Por su parte, el Arzobispado de La Habana divulgó hoy un comunicado donde la Iglesia católica de la capital cubana se congratula por la designación de Juan de la Caridad García y agradece la “invaluable labor pastoral” del cardenal Jaime Ortega.

De acuerdo con la nota, el ahora arzobispo emérito establecerá su residencia en el Centro Cultural “Padre Félix Varela”, en La Habana Vieja, “donde, con la oración y su experiencia, continuará sirviendo a la Iglesia; además de las funciones que le son propias como Cardenal de la Iglesia al servicio del Papa”.

Aún no se ha anunciado la fecha de la toma de posesión de monseñor García en su nuevo cargo y, según el arzobispado habanero, se comunicará “en su momento”.

Juan de la Caridad García nació en Camagüey el 11 de julio de 1948 y llevó a cabo estudios filosóficos y teológicos en el Seminario de San Basilio de El Cobre y en el Seminario Mayor San Carlos y Ambrosio de La Habana.

Fue nombrado sacerdote el 25 de enero de 1972, integrándose en primer lugar en la parroquia de Morón y de Ciego de Ávila, para luego pasar a ser párroco de Jatibonico y de Morón, así como vicario para la pastoral de la por entonces vicaría de Ciego-Morón.

El 15 de marzo de 1997 fue nombrado obispo titular de Gummi di Proconsolare y auxiliar de Camagüey.

Era arzobispo de Camagüey desde el 10 de junio de 2002. (EFE)

Acerca del Autor

Agencias

Agencias

Agencias de Noticias

[fbcomments]