1

Economista cubano cuestiona las nuevas medidas del régimen para el comercio

Gastronomía, Comercio interior, Trabajadores, Centro Habana, Cuba, capital extranjero

MIAMI, Estados Unidos. — El economista cubano Pedro Monreal aseguró que las nuevas medidas implementadas por el régimen cubano para el desarrollo del Comercio Exterior y del comercio interno mayorista y minorista no resolverán los graves problemas de la economía de la Isla, sumida en su peor momento en las últimas tres décadas.

El experto analizó varios puntos de la nueva estrategia, que pasa por facilitar el acceso a la inversión extranjero y a un mayor volumen de importaciones.

“El nuevo esquema de inversión extranjera en comercio interior se anuncia como parte de un programa mayor, pero no se explica de qué manera pudiera evitarse que refuerce institucionalmente la ´mentalidad importadora´, debido a la incapacidad de respuesta de la oferta nacional”, explicó Monreal en su cuenta de Twitter.

(Screenshot/Twitter)

Según Monreal, Cuba arrastra “un problema crónico de desindustrialización, descapitalización y desconexión”, que “incluye la ´evaporación´ casi completa de actividades”. En ese sentido, el especialista aseguró que las dificultades de la industria nacional no se limitan a la escasez de insumos por falta circunstancial de divisas, como quieren hacer ver las autoridades de la Isla.

Respecto al sector agropecuario, el economista indicó que este “es crucial para la oferta, pero la crisis del sector y la inefectividad demostrada hasta el momento por la lista de ´medidas´ que se le ha ´planificado´, aumenta la presión para importaciones millonarias de alimentos en medio de escasez de divisas”.

(Screenshot/Twitter)

Otro de los puntos analizados por Pedro Monreal fue el tema de la devaluación del peso cubano, una moneda que continúa a la deriva en las tasas cambiarias de la Isla.

“La devaluación de 2300% del peso cubano en 2021 se suponía que aumentaría la competitividad de la producción nacional, pero los supuestos irreales, la incorrecta secuencia y la falta de coherencia del ´ordenamiento´ no permitieron materializar un plan  que se fue a la deriva”, apuntó el experto.

Respecto a la apertura a las importaciones, Monreal indicó que no resulta en absoluto novedoso, sino que estas “tengan un alto peso en la oferta total en Cuba”.

“No debería sorprender que abrirles mayor espacio a las importaciones se presente ahora como ´solución´ debido a la incapacidad de la política económica para aumentar la producción nacional”, sostuvo el economista.

Para el experto, tampoco es nuevo el enfoque del régimen de la Isla al comercio interior y a la actividad económica.

“Desde hace tiempo se hacen ´negocios´ estatales, mixtos y privados —de suministro mayorista y minorista— aprovechando las ´oportunidades´ comerciales que ofrece el descalabro de la industria y de la actividad agropecuaria del país, con anterioridad a la pandemia”.

“No es novedoso que la carencia de “liquidez” estatal en divisas favorezca esquemas para atraer nuevos suministradores y para mantener los existentes. La severidad de la crisis ha conducido ahora a la “novedad” de “negocios” con tratamiento oficial de inversión extranjera”, añadió el experto en otro de su puntos.

Por último, indicó que no hay mucho de nuevo en el llamado plan de inversión extranjera para el comercio interior, el cual se apoya en cuatro pilares que han sido fijos desde hace muchos años: monopolio estatal del comercio exterior, obligatoriedad de asociación con empresas estatales, entrega de parte del segmento dolarizado del mercado nacional y tratamiento financiero particular.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.