Discriminan a cubanos en la FIHAV

Discriminan a cubanos en la FIHAV

Los extranjeros sí pueden acreditarse en el evento, pero los cubanos no pueden entrar

Visitantes cubanos se alejan frustrados de Expocuba, al no poder entrar (foto de Manuel Guerra Pérez)
Visitantes cubanos se alejan frustrados de Expocuba, al no poder entrar (foto de Manuel Guerra Pérez)

LA HABANA, Cuba – La Feria Internacional de La Habana (FIHAV), que se está celebrando hasta el próximo 7 de noviembre, tiene lugar en su recinto habitual de Expocuba, en las afueras de la capital.

La FIHAV, principal bolsa de negocios de Cuba, ha despertado nuevas expectativas en su edición de 2015 por la reanudación de las relaciones entre Cuba y EE.UU.

Pero a este evento anual expositivo y de negocios el público no podrá entrar hasta los dos últimos días. El resto de la semana ha estado cerrado al público en general.

Acreditaciones (foto de Manuel Guerra Pérez)
Acreditaciones (foto de Manuel Guerra Pérez)

A Expocuba solo podrán ingresar personas que tengan credenciales, que tienen un costo de 100 dólares la semanal, y 10 dólares las diarias. Solamente el viernes y el sábado el evento no será exclusivo, y la entrada costará cinco pesos (25 centavos dólar).

Las acreditaciones son para empresas gubernamentales que realizan exposiciones en la feria y de agentes de negocios extranjeros.

“Muchos han tenido que regresar a sus casas porque existió un rumor que desde hoy (martes) estaría abierta al público, pero no es así. Solo podrán entrar aquellos que están debidamente acreditados o extranjeros que se acrediten”, declaró el jefe de agentes de seguridad en una de las dos entradas a la feria.

La gente se agolpaba en la entrada intentado acceder, en vano (foto de Manuel Guerra Pérez)
La gente se agolpaba en la entrada intentado acceder, en vano (foto de Manuel Guerra Pérez)

Había gente a las afueras de la feria para poder conseguir una entrada o acreditación. Sin embargo una agente de seguridad dijo que era imposible dejar entrar a nadie porque había “cámaras de vigilancia” en todo el lugar.

Los extranjeros, en cambio, aunque no fueran hombres de negocios podían pasar a acreditarse.

“Estamos siendo discriminados. ¿Cómo puede entrar los extranjeros y los cubanos no?”, declaró una asistente cubana, visiblemente molesta por que no podía ingresar a la FIHAV, una feria muy anunciada por la propaganda oficial.

[fbcomments]