Díaz-Canel reconoce ilegalidades y chapucerías en la Salud Pública en Cuba

Díaz-Canel reconoce ilegalidades y chapucerías en la Salud Pública en Cuba

“Tenemos muchos logros, pero estamos presionados por la situación económica y financiera”

Miguel Díaz-Canel en el encuentro de trabajo. Foto Granma

MIAMI, Estados Unidos.- De acuerdo a un informe publicado por la prensa oficial en Cuba, Miguel Díaz-Canel admitió la existencia de “ilegalidades” y “chapucerías” en el sistema de Salud Pública, aunque no precisó a qué se refería. Durante un encuentro de trabajo con funcionarios del sector, el sucesor de los Castro evaluó el trabajo en la atención médica, la prevención de enfermedades y el sistema de higiene y epidemiología de la Isla, según un texto publicado por el diario comunista Granma.

Díaz-Canel también analizó la reparación de centros asistenciales y la docencia, entre otros temas, e indicó que este era un sector “muy sensible para la población”.

“Tenemos muchos logros, pero estamos presionados por la situación económica y financiera (…) y esto solo lo atenúa el buen trato y la calidad de los servicios. Debemos insistir que se labore con profesionalidad y ética”, fue entonces cuando Díaz-Canel llamó a trabajar por “eliminar las ilegalidades y las chapucerías”.

Los cubanos en la isla se cuestionan desde hace algunos años la “gratuidad” de la Salud Pública, ya que usualmente deben pagar –con favores, dinero, o regalos- a los médicos para recibir mejor atención o ser tratados antes.

La venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, es la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con hasta el 75% de los salarios que pagan los países de destino. Por otro lado, la cantidad de profesionales de la salud que son enviados por el Gobierno al exterior, con frecuencia deja a los pacientes de la Isla en problemas para encontrar especialistas que los atiendan.

Los ingresos económicos que recibe el régimen cubano por los servicios que brindan los médicos cubanos en el exterior, sin embargo, no parecen revertir en la mejoría del sistema de Salud Pública del país. Los hospitales están cada vez más deteriorados y los pacientes señalan incluso problemas de higiene.

“Es posible que en ocasiones resulten insuficientes los recursos financieros para llevar a cabo determinadas acciones, pero lo que no puede faltarnos es cultivar el detalle en el servicio que ofrecen nuestras instituciones de salud y cuidar que no se deterioren innecesariamente los equipos médicos ni las instalaciones”, dijo Díaz-Canel, según Granma.

El ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal, dijo que en Cuba hay más de 92.000 médicos y un total de 482.000 trabajadores del sector.

En la infraestructura se contabilizan más de 10.800 consultorios médicos de la familia, 450 policlínicos, 12 institutos, 29 bancos de sangre, 150 hogares de ancianos, 13 universidades y 25 facultades de Ciencias Médicas, añadió.

Entretanto, el envejecimiento de la población, de la cual el 20,1% tiene en la actualidad 60 años o más, unido a la disminución de la fecundidad y la natalidad, son los principales retos para el sector, dijo el ministro.

Aseguró que “se han adoptado un conjunto de medidas dirigidas a incrementar los hogares de ancianos, los servicios de geriatría, los círculos y casas de abuelos, la atención a la pareja infértil, entre otras acciones asociadas al escenario demográfico del país”, aunque el reporte de Granma no incluyó detalles.

[fbcomments]