Díaz-Canel descarta nuevo periodo especial, pero admite crisis de combustible

Díaz-Canel descarta nuevo periodo especial, pero admite crisis de combustible

Se trata de una situación de escasez de combustible diésel, necesario para la inmensa mayoría de los vehículos que circulan en el país y para la producción energética

Díaz-Canel; Cuba
(Foto Twitter)

LA HABANA, Cuba. – El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel reconoció este miércoles que existe una crisis de combustible que está afectando a la vida diaria de la población, aunque aseguró que el país no pasara por un “periodo especial” como el de los años 90.

Díaz-Canel explicó que se trata de una situación de escasez de combustible diésel, necesario para la inmensa mayoría de los vehículos que circulan en el país -incluida la flota de transporte público- y para la producción energética, aunque anunció que ésta última está asegurada.

“No estamos en período especial”, remarcó. Sin embargo, en referencia a la intensa crisis económica que azotó Cuba en la década de 1990 y cuyos efectos fueron, entre otros, el bloqueo del transporte y constantes apagones por la falta de combustible.

Llegada de combustible estará paralizada cinco días

Durante su intervención, el sucesor de Raúl Castro señaló que la llegada de combustible a la isla se interrumpió ayer martes y no se reanudará hasta el próximo día 14 de setiembre.

“El día 14 entra un barco de combustible que no vamos a decir de dónde viene”, dijo el gobernante, que agregó que las nuevas medidas responden a una “situación coyuntural”.

Díaz-Canel atribuyó la nueva crisis la presión del gobierno de Estados Unidos sobre las navieras y compañías aseguradoras para evitar que lleguen petróleo a la isla los subsidio petroleros del régimen chavista, principal aliado económico y político de La Habana.

Al referirse a la administración de Donald Trump, también dijo que está “actuando con mayor agresividad hacia Cuba” y tiene un “plan genocida” para reducir la “calidad de vida y el progreso” de la isla con el fin último de generar un “estallido social”.

Aseguró que su Gobierno tiene un plan para hacer frente a la crisis de combustible, aunque no explicó detalles más allá de insistir en la práctica del “ahorro” y el “altruismo”, así como “denunciar delitos” relacionados con el robo o acaparamiento de combustible y bienes relacionados.

Díaz-Canel lanzó un mensaje de tranquilidad al asegurar que Cuba produce de forma autónoma el 40% de sus necesidades de petróleo, y que esto cubre la demanda de electricidad del país, por lo que descartó posibles “apagones”.

Desde hace días una parte de las gasolineras de La Habana están fuera de servicio temporalmente y en otras está agotado el diésel, por lo que se suelen forman grandes colas en los surtidores que aún ofrecen combustible.

La movilidad se ha dificultado en las calles de la capital, donde se observa más gente en la calle en busca de transporte y autobuses urbanos atestados por haberse suspendido el servicio en algunas rutas, entre ellas las de recogida de los trabajadores de empresas estatales.

(EFE)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]