Díaz-Balart: “Miguel Díaz-Canel es el Osvaldo Dorticós de estos tiempos”

Díaz-Balart: “Miguel Díaz-Canel es el Osvaldo Dorticós de estos tiempos”

El congresista republicano advirtió además que veremos “más acciones de la administración de Estados Unidos contra el gobierno de la Isla”

Díaz-Balart
Foto tomada de Internet

MIAMI, Estados Unidos.- “Miguel Díaz-Canel es el Osvaldo Dorticós de estos tiempos”, una simple figura detrás del régimen comunista de los Castro, aseguró el congresista republicano por Florida Mario Díaz-Balart, quien advirtió además que veremos “más acciones de la administración de Estados Unidos contra el gobierno de la Isla”.

Como parte de la serie “La amenaza comunista de Cuba”, organizada por la Fundación Memorial Víctimas del Comunismo, Díaz-Balart participó este jueves en un seminario web en el que conversó sobre la verdadera historia detrás de las misiones médicas cubanas, la naturaleza del Partido Comunista de Cuba, y el impacto negativo que está teniendo en América Latina el régimen castrista.

“Las misiones médicas cubanas son un lucrativo esquema que permite llenar los bolsillos de la dictadura a través de la exportación de profesionales de la salud, algo que no es otra cosa que tráfico humano, aunque el gobierno de La Habana lo disfrace como acciones de buena voluntad y caritativas”, denunció el congresista, quien se refirió específicamente al caso de Brasil y al programa Mais Médicos.

Aunque el régimen cubano no hace público los contratos y los términos de estas “misiones”, información recopilada por organizaciones de derechos humanos y médicos que han abandonado dichos programas evidencian la maldad con que opera el comunismo, y la falsa imagen de caridad que proyectan al mundo, dijo Díaz-Balart.

De acuerdo al Departamento de Estado de Estados Unidos el gobierno de Cuba ha exportado entre 34 000 y 50 000 profesionales de la salud a más de 60 países, aseguró el congresista, y los contratos se han realizado incluso con intermediarios, como la Organización Panamericana de la Salud, que cobra el 5% de lo que los países extranjeros pagan por el servicio de los médicos cubanos contratados.

Del total del dinero acordado en el convenio comercial entre la expresidenta de Brasil, Dilma Russef, y La Habana y su intermediario, al menos el 75% de los ingresos por cada profesional de la Isla fue a parar a manos del gobierno cubano, los médicos recibieron solo el 25% de las ganancias por su trabajo, denunció Díaz-Balart, mientras que otros galenos, de diferentes nacionalidades y en el mismo programa de salud recibieron el 100% de sus salarios.

A esto se suma la restricción de movimiento, la confiscación de pasaportes y la limitación de visitas familiares, hecho que provocó que el nuevo presidente de la nación suramericana exigiera a La Habana reestructurar las condiciones de trabajo, sin embargo, el régimen comunista simplemente canceló el contrato y retiró a sus médicos, una prueba de que el castrismo está usando a sus profesionales para beneficiarse económicamente, dijo el funcionario estadounidense.

“Quizás las nuevas generaciones no conocen completamente la maldad del comunismo, pero este sistema oprime a sus propios trabajadores bajo la falsa promesa de que ayuda a los países necesitados. El gobierno de Cuba envía a sus médicos a trabajar alrededor del mundo para llenarse los bolsillos, y esto tiene que parar”.

Así mismo, Díaz-Balart denunció durante el seminario web que es una falsa narrativa el hecho de que todo el dinero recaudado va al sistema de salud cubano y a las instituciones del pueblo, los recursos el gobierno de La Habana los utiliza para reprimir al pueblo, así ha sucedido en Cuba, y está sucediendo también en Venezuela, dijo.

“Venezuela hace 20 años era el país más rico de Sudamérica, ahora el pueblo se va por millones”, aseguró, y advirtió que debemos estar preparados porque estos regímenes enviarán espías a Estados Unidos, como ya lo han hecho, y tratarán de incitar a la violencia, como también han demostrado en los últimos tiempos.

Con respecto a crear conciencia en las personas acerca de los que esta sucediendo en Cuba, el congresista cubanoamericano aseguró que lo importante es hablar de los hechos, denunciarlos, llamar la atención de todo aquel que escuche sobre lo que está pasando, utilizar las redes sociales como se está haciendo, “hay que publicar, porque cuando los estadounidenses, que son personas maravillosas, vean los hechos, y sepan que a los periodistas independientes los llevan a la cárcel por informar la verdad, y que los cubanos son reprimidos por querer libertad, ellos alzarán la voz”.

Mario Díaz-Balart, que actualmente está cumpliendo su noveno mandato en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por el distrito 25 del Congreso de Florida, reconoció también la lucha que llevan a cabo en la Isla José Daniel Ferrer y la organización Damas de Blanco, a quien el régimen reprime literalmente a golpes. “Ellas son mujeres, hermanas, hijas, esposas, familiares de presos políticos cubanos, algunos ya liberados, otros encarcelados todavía, algunos muertos, cuyo único delito ha sido vestirse de blanco y caminar cada domingo a la iglesia”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Noticias de Cuba – Prensa Independiente desde 1994

[fbcomments]