Centro Habana: Damnificados por derrumbe siguen en la calle y sin hogar

Centro Habana: Damnificados por derrumbe siguen en la calle y sin hogar

Una semana después del colapso del inmueble de tres plantas en Lucena esquina San Rafael los vecinos continúan pernoctando en la calle

Derrumbe, Centro Habana, La Habana, Cuba
(Foto: Facebook/Folala Sice)

LA HABANA, Cuba. – Una semana después del colapso del inmueble de tres plantas en Lucena esquina San Rafael, municipio de Centro Habana, los vecinos damnificados continúan pernoctando en la calle, a la espera de una decisión gubernamental para ser albergados.

En la madrugada del día de hoy 21 de octubre, CubaNet accedió a entrevistar a vecinos afectados por el derrumbe, pese a la intensa custodia policial durante las 24 horas y en dos cuadras a la redonda del siniestro.

Santiago, de 55 años de edad, aseguró que el inmueble se encontraba en mal estado de hace años, por lo que su derrumbe solo cuestión de tiempo.

“Yo nací aquí. Desde que era niño recuerdo que los apartamentos debajo del tanque madre de agua, estaban en muy mal estado, especialmente el apartamento que fue del antiguo encargado del edificio. Lo recuerdo porque yo jugaba allí”.

El hombre explicó a este diario que, pese a que luchó para reparar el edificio, a la construcción de Centro Habana nunca se le pasó la mano.

“Comenzamos los vecinos a plantear a la delegada del poder popular la situación crítica del inmueble y no había respuestas. En el año 2007, algunos vecinos y la presidenta del CDR conseguimos que vinieran los arquitectos de la comunidad para hacer un dictamen técnico consignando los daños estructurales del inmueble y las acciones urgentes de reparación a acometer. Entonces planteamos al gobierno municipal que nos vendieran los materiales que nosotros mismos los vecinos con la ayuda de los compañeros de los talleres del lugar, acometeríamos la reparación con medios propios”.

Sin embargo, según Santiago, los reclamos se toparon con la negativa de las autoridades.

“La respuesta fue negativa con el argumento que lo que queríamos sólo se autorizaba para microbrigadas en los casos de construcción de edificios. Allí se trancó el dominó y no se hizo más nada hasta que el 14 de octubre pasado cedió la cubierta con el tanque de agua, arrastrando consigo una parte del edificio”.

“Yo lo perdí todo. Ahora estoy en la calle con mi esposa. Nos bañamos en la casa de un vecino. Por la noche ella duerme en el piso de la sala del vecino y yo duermo en el quicio de la puerta. Yo no sé qué vamos a hacer”.

Otra vecina, que no quiso ser identificada, dijo que muchos damnificados permanecen el día sentados en la acera a la espera de una solución.

“Nos vendieron un módulo de comida, pero eso fue un descaro, costó casi 20 pesos convertibles. ¿Con qué lo voy a pagar si yo lo perdí todo y no estoy trabajando?”.

La mujer reveló que para hoy estaba prevista “una reunión con los funcionarios del gobierno” para analizar la situación.

“A ver que nos dicen. En total somos más de cien personas que estamos desesperadas”.

Ningún funcionario gubernamental accedió a prestar declaración sobre la situación de los damnificados. La única información oficial sobre el tema la brindó el diario capitalino Tribunal, que relató el derrumbe y cuantificó las cifras de afectados en 27 familias y 108 personas.

Según el medio estatal, el edificio de Centro Habana no estaba en la lista de inmuebles críticos de la ciudad.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Serafín Martínez

Jurista. Reside en La Habana, Cuba

[fbcomments]