Cubanos varados en el aeropuerto de Ámsterdam luego de pedir asilo político

Cubanos varados en el aeropuerto de Ámsterdam luego de pedir asilo político

Entró en vigor una nueva medida para los viajeros de la isla

Interior del Aeropuerto de Ámsterdam (vyaggio.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Varios cubanos permanecen varados en el aeropuerto de Ámsterdam tras pedir asilo político, informa la web WPLG Local 10.

El grupo salió el pasado sábado de La Habana rumbo a Moscú e hizo escala en el aeropuerto de la capital de los Países Bajos al mismo tiempo que entraba en vigor en ese país un nuevo requisito de visado de tránsito para los cubanos que viajan a un país fuera de la zona Schengen.

La medida entró en vigor el pasado lunes como respuesta del gobierno holandés al creciente número de cubanos que pidieron asilo en los aeropuertos de los Países Bajos en los últimos meses, pero ha dejado en un limbo legal a los viajeros que llegaron en los días cercanos al 29 de enero.

En un reciente comunicado, la cancillería de ese país europeo explicó que el nuevo visado de tránsito que exige obligatoriamente Holanda tiene un precio de 71 CUC y “permitirá a las autoridades evaluar mejor las intenciones de viajes de los solicitantes del visado”.

Holanda ha imitado de esa forma a España, donde los residentes de la Isla que utilicen sus aeropuertos para hacer escala hacia países no pertenecientes al espacio Schengen deben poseer un visado de tránsito.

Uno de los cubanos que se mantienen a la espera de recibir el asilo político es Víctor Manuel Dueñas, de 23 años, quien colabora con el sitio digital Havana Times.

“Somos los últimos en llegar al aeropuerto en Amsterdam”, dijo el joven a la prensa, agregando que “hay algunos que llevan aquí cinco días esperando a los funcionarios diplomáticos”.

Dueñas se encontraba esperando junto a su primo, Onasis Torres, y otros cinco cubanos, mientras las autoridades holandesas revisaban su solicitud de asilo en la Unión Europea.

Víctor Manuel Dueñas denunció que en Cuba los miembros de la comunidad LGBTI siguen siendo tratados “como ciudadanos de segunda clase” y la policía los ve como “trabajadores sexuales”.

[fbcomments]