Cubanos detenidos hace 7 meses en Islas Caimán podrán residir en viviendas

Cubanos detenidos hace 7 meses en Islas Caimán podrán residir en viviendas

Este grupo de cubanos se encuentra desde septiembre del pasado años en dicha situación debido a su estatus migratorio aún sin definir

Centro de detención de migrantes en Islas Caimán. Foto Internet

MIAMI, Estados Unidos.- Cerca de una docena de inmigrantes cubanos en las Islas Caimán serán, tras siete meses encarcelados, repartidos por varias viviendas vigiladas y se les permitirá moverse libremente entre las seis de la mañana y las nueve de la noche, según informó la agencia de noticias EFE.

Este grupo se encuentra desde septiembre en dicha situación debido a su estatus migratorio aún sin definir.

Diez cubanos y un ciudadano nicaragüense han estado a lo largo de estos meses, mientras se resuelve el caso, de una a otra instalación penitenciaria y/o centro de detención, con monitores electrónicos en los tobillos.

El gobierno informó hoy en un comunicado que serán trasladados a viviendas especial para inmigrantes ya que le resulta más barato al estado.

Un grupo de ocho de ellos, en el Centro de Detención de Inmigración de George Town, la capital de Islas Caimán, llevó a cabo en enero de este año una huelga de hambre en protesta por el tratamiento de sus solicitudes de asilo y las condiciones que sufren.

El Gobierno de ese territorio británico de ultramar, dependiente de Reino Unido, informó en varias ocasiones de que los cubanos que llegaron a Islas Caimán están también molestos por la forma en que se están gestionando sus solicitudes de asilo, su acceso a abogados bilingües y las restricciones de comunicación telefónica.

El Jefe del Departamento de Inmigración, Garfield Wong, ya había asegurado que el Gobierno estaba comprometido a abordar sus demandas.

Uno de esos compromisos ha sido pasar de dichos centros encarcelados a viviendas vigiladas.

Los ciudadanos cubanos protestaron además porque se les confiscaron cinco teléfonos móviles debido a que su uso está prohibido por razones de seguridad.

La normativa local establece que los detenidos pueden hacer llamadas por un total de 10 minutos a la semana desde una línea fija, además de recibirlas las 24 horas del día.

Los cubanos subrayan que no son inmigrantes económicos sino refugiados, cuyos derechos deben respetarse y que la confiscación de sus teléfonos fue lo que provocó en última instancia la huelga de hambre.

Los cubanos llegaron a territorio de Islas Caimán el pasado 28 de septiembre de 2018.

EFE

[fbcomments]