‘Ni muerto quiero virar a Cuba’

‘Ni muerto quiero virar a Cuba’

Yoednis De Armas es uno de muchos cubanos varados en Costa Rica que aún intentan seguir camino a EEUU

Yoednis de Armas, en un refugio para migrantes en Costa Rica (Diario Las Américas)

MIAMI, Estados Unidos.- Yoednis De Armas, un joven habanero varado en Costa Rica en su ruta a Estados Unidos, afirma que ha intentado 17 veces atravesar Nicaragua sin éxito pero que no vira a Cuba ‘ni muerto’.

En entrevista para Diario Las Américas, el migrante cuenta la odisea que ha sufrido para seguir su viaje por Centroamérica, en su afán de llegar a la frontera mexicano-estadounidense, donde le aguarda la incertidumbre de poder cruzar.

“Todo el que está aquí ha tratado de brincar Nicaragua, gracias a los coyotes, todo mundo está en México, sino fuera por ellos no se pasa a ningún lado”, cuenta De Armas al diario.

La última vez que fue capturado, hace pocas semanas, había logrado llegar a pocos kilómetros de la frontera hondureña en El Guasaule, pero fue capturado por autoridades nicaragüenses y devuelto a Costa Rica.

Yoednis dice que en Cuba consiguió ahorrar unos 4 000 dólares, gracias a los cuales viajó a Guyana. De ahí pasó por Brasil, Ecuador, Colombia y Panamá.

Luego “Entrar a Costa Rica fue un poco difícil porque la policía en Paso Canoas (frontera con Panamá) no deja pasar”.

Sin embargo, finalmente pudo entrar. “Fui inventando, pagué un taxi hasta Golfito (ciudad del sur costarricense) y de Golfito para acá (La Cruz)”.

“Costa Rica es el país que mejor nos trata. No molestan las autoridades y a pesar que tenemos incertidumbre estamos un poco mejor que los cubanos que están en otros países”, añade.

Los detalles del paso de cubanos por Centroamérica pueden ser muy sórdidos. “En la selva de Nicaragua (delincuentes) violan a los hombres. Intentar irse sin coyotes por la selva de Nicaragua es culo cogido. (…) Te quitan la plata pero a las mujeres no las tocan”, describe Yoednis de Armas.

Por otra parte, las autoridades nicaragüenses devuelven a los cubanos sin protocolo alguno o vía fronteriza oficial, lo que expone a los migrantes a la violación de sus derechos.

Pese a todo, “ni muerto queremos virar a Cuba, esperemos morirnos en el camino. Para atrás ni muerto, vamos intentar ir a Estados Unidos”.

[fbcomments]