Cuba y EE.UU. discutirán el martes sobre expropiaciones

Cuba y EE.UU. discutirán el martes sobre expropiaciones

No se incluirían las propiedades de cubano-americanos en la agenda inicial de la reunión

Dos milicianos vigilan un camión propiedad de la Firestone (foto tomada de internet)
Dos milicianos vigilan un camión propiedad de la Firestone (foto tomada de internet)

MIAMI, Estados Unidos – Representantes de Cuba y Estados unidos se reunirán este martes en La Habana para iniciar negociaciones sobre los conflictos de propiedad de miles de ciudadanos y empresas norteamericanas cuyos bienes fueron confiscados luego de la revolución de 1959, según publicó el diario The New York Times.

A partir de la llegada del castrismo al poder, cerca de 6 000 personas y corporaciones perdieron hogares, granjas, fábricas, almacenes de azúcar, y otras propiedad por un costo de 1 900 millones de dólares en aquel entonces. Ahora, por primera vez, Cuba ha acordado reunirse para considerar un acuerdo al respecto. Se espera que el Departamento de Estado de EE.UU. anuncie este lunes la reunión.

Por su parte, un funcionario de la embajada de Cuba en Washington se negó a ofrecer comentarios al diario neoyorquino.

Las conversaciones no incluirían las miles de reclamaciones de cubano-americanos que perdieron propiedades antes de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Mauricio J. Tamargo, un ex funcionario del Departamento de Justicia quien fuera presidente de la comisión que atiende la deuda cubana, resaltó la importancia de esta reunión debido a que “la parte cubana hasta ahora nunca había reconocido como legítimas estas reclamaciones (…) desde que comenzara la revolución”.

La lista de reclamaciones incluyen a la Exxon, Texaco o Coca-Cola. Cerca de la mitad de las reclamaciones, estimadas hoy en 8 000 millones, pertenecen solo a diez compañías.

El problema de las reclamaciones está considerado un asunto de la mayor importancia en el proceso que vive actualmente la relación entre ambos países, que anunciaron un acercamiento diplomático hace casi un año, el 17 de diciembre de 2014.

No obstante, según el Times, citando su fuente del Departamento de Justicia, “es poco probable que Cuba acepte cualquier trato que no incluya el levantamiento del embargo”.

Aunque muchos asumen que Cuba no tiene el dinero para pagar la deuda, podría compensar esa falta ofreciéndole a inversionistas norteamericanos una posición privilegiada en el mercado cubano, según analistas.

[fbcomments]