Reprimen a familia en Santiago de Cuba por pertenecer a la UNPACU

Reprimen a familia en Santiago de Cuba por pertenecer a la UNPACU

“Me dijeron que sería acusado de delito de atentado, que si sigo mi activismo iré a prisión, mi familia también y mis nietos serán enviados a un centro de Internamiento”

opositores cubanos UNPACU disidentes represión santiago de cuba presos políticos josé jose daniel ferrer
Familia Hidalgo-Ladrónde Guevara (foto cortesía del autor)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – Las fuerzas combinadas del Ministerio del Interior (MININT) han reforzado su vigilancia en los alrededores de la sede principal de la Unión Patriótica de Cuba ubicada en el reparto Altamira en Santiago de Cuba. Desde el Policlínico 28 de Septiembre, ubicado en este reparto, la Seguridad del Estado mantiene apostados oficiales y autos de patrulla como punto de control.

La campaña por la liberación de José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU que lleva más de dos meses detenido, ha avanzado por varias provincias del país. Las iniciativas a favor de su liberación y la de todos los presos políticos de la isla han sido más intensas en las últimas semanas. Como consecuencia la represión ha aumentado. Varios han sido los activistas detenidos en los últimos días.

El activista y promotor de Cuba Decide Ebert Hidalgo Cruz resultó arrestado el pasado cinco de diciembre cuando se encontraba dentro de la sede realizando sus actividades diarias. Fue conducido en un auto de patrulla con chapilla 567 hacia la Segunda Unidad Policial de la ciudad.

“Hace tres días tengo a oficiales de la policía política detrás de mí, vigilando todos mis pasos, pero yo no tengo que esconderme porque no estoy cometiendo delitos”, expresó Hidalgo Cruz a CubaNet.

El activista fue “encerrado sólo en una oficina durante tres horas y medias”. Luego fue interrogado por varios oficiales del MININT. “Las amenazas fueron de todo tipo, me dijeron que sería acusado de un delito de atentado contra la Seguridad del Estado, que si sigo mi activismo iré a prisión, mi familia también y mis nietos iban a ser enviados a un centro de Internamiento de Menores con tendencia delincuencial o una institución de amparo filial.” Luego de las intimidaciones fue liberado transcurridas poco más de cinco horas.

En el día de ayer, el jefe del sector policial correspondiente a la zona donde reside Ebert Hidalgo fue a su vivienda a cobrar las multas que el activista debe y que se niega a pagar por “tratarse de multas arbitrarias impuestas por su activismo pacífico.”

Ebert aseguró que su familia está en la mira desde septiembre de 2017, cuando se declararon abiertamente opositores al régimen cubano. Su esposa y sus tres hijos han sido objeto de detenciones, citaciones, amenazas y vejaciones.

Su vivienda ha sido agredida por delincuentes cumpliendo órdenes de la Seguridad del Estado. En la madrugada del pasado 18 de febrero, lanzaron un coctel molotov pese a que en el interior se encontraba niños pequeños. Mientras la familia asustada vivía este momento de terror, Ebert se encontraba en la sede principal de UNPACU, con seis días en una huelga de hambre junto a más de 100 activistas, dirigida a llamar la atención sobre la represión del régimen contra la campaña del No al referéndum constitucional.

Tanto él como su esposa Ada Ibis Ladrón de Guevara actualmente se encuentran regulados y por tanto impedidos de salir del país. Su hijo Ebert Luis Hidalgo de 24 años de edad, ha sido detenido y multado en varias ocasiones. Su hija mayor Haydee Hidalgo de 29 años de edad, se vio obligada a abandonar su trabajo como psicóloga en un policlínico ubicado en el Distrito José Martí de Santiago de Cuba.

“El oficial Julio Fonseca fue más de cinco veces a mi centro de trabajo a presionarme para que abandonara mi activismo. También fue a la escuela de mi hijo que tiene diez años para que fuera sacado de ese centro”, explicó Haydée.

Haydée Hidalgo, hija de Ebert (foto cortesía del autor)

Ebert Hidalgo (padre) fue arrestado junto a José Daniel Ferrer el 3 de agosto de 2018 tras un incidente en el que estuvo involucrado un oficial del Ministerio del Interior, que acusaba a Ferrer de haberlo atropellado cuando cruzaba la calle. Todo, como parte de un montaje para tratar de llevar al líder de UNPACU a prisión, aunque finalmente fue liberado sin cargos.

En aquel momento, el MININT mantuvo a Hidalgo Cruz 10 días en la Unidad Provincial de Instrucción Penal ubicada en Versalles. Fue presionado mediante mecanismos de torturas físicas y psicológicas para que firmase una declaración falsa que incriminase José Daniel. Lo sometieron a varios interrogatorios y lo mantuvieron sin aseo personal y en una celda oscura, fría con roedores, mosquitos y cucarachas.

Ebert Hidalgo Cruz, de 50 años de edad, ha construido su hogar sobre la base de los valores cristianos. Hoy, ante la amenaza de ser encarcelado asegura que su familia le ha dado fuerzas. “La policía política siempre trata de intimidarme con tomar represalias contra mi familia, y eso demuestra que reconocen en mí los valores de un buen padre, buen esposo y buen abuelo.” Admite que, lejos de constituir una debilidad, su familia es su sostén. “Me siguen, también son miembros de UNPACU. Eso me da fuerzas para continuar en los momentos más difíciles.”

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]