Régimen de la Isla refuerza su transporte público entre malestar de conductores autónomos

Régimen de la Isla refuerza su transporte público entre malestar de conductores autónomos

“Mucha gente no tiene valor de decirlo, pero el nuevo sistema no les funciona. No puedes invertir 5 pesos para ganarte después 3”

foto de archivo

MIAMI, Estados Unidos.- El Gobierno cubano reforzará el transporte público con 400 microbuses y 90 nuevos autobuses en La Habana, informó hoy el ministro de Transporte, Adel Yzquierdo, mientras taxistas autónomos han mostrado su rechazo a la nueva normativa del Régimen para regular el sector.

Los microbuses de 12 plazas cada uno y los 90 autobuses -60 de ellos articulados- se sumarán a los 700 vehículos que circulan actualmente en las redes de transporte urbano de la capital, indicó el ministro.

El anuncio llega en un momento en que se ha agravado el crónico déficit de transporte de pasajeros en La Habana, tras el “experimento” de la nueva regulación, puesta en marcha en octubre y que pasará a ser oficial este viernes.

Según las nuevas disposiciones, los llamados “boteros” o taxistas autónomos, que antes trabajaban casi sin restricciones, ahora deben acogerse a una de las tres opciones de licencia: libre (con limitaciones), en ruta y auto de alto confort o clásico.

Además, deberán someter su vehículo a una inspección técnica y aprobarla para poder prestar servicio de pasajeros.

Muchos conductores por cuenta propia -también los hay contratados por el Estado- han mostrado su descontento con las nuevas normas al considerar que recortan sus beneficios, e incluso han amenazado con movilizaciones desde el mismo viernes.

“Mucha gente no tiene valor de decirlo, pero el nuevo sistema no les funciona. No puedes invertir 5 pesos para ganarte 3. Tienes al menos que recuperar los 5, y si puedes, ganar 5 más”, declaró a EFE un taxista en La Habana.

Por su parte, el ministro achaca las quejas de los autónomos al desconocimiento de las nuevas normas, y aseguró que un taxista en el modo de ruta puede ganar más de 2.000 pesos (80 dólares) al mes, mientras el salario medio de un trabajador estatal es de algo más de 30 dólares.

El titular de Transporte también lamentó que solo aprobaron el 32 por ciento de los vehículos que se presentaron a la inspección por primera vez, aunque más del 60 % lo lograron en las sucesivas.

El parque móvil en Cuba es uno de los más envejecidos del mundo, con numerosos vehículos de más de 20 años de edad y muchos fabricados en la década de 1950.

Además, en los últimos meses se revocó la licencia a más de 2.000 transportistas por deficiencias técnicas, lo que ha contribuido a la aparente escasez de vehículos de pasajeros disponibles.

Solo en La Habana se desplazan todos los días 1.4 millones de personas, de ellas más de 1 millón en vehículos estatales, indicó el ministro.

El Gobierno cubano, que mañana pondrá en vigor una nueva normativa para el medio millón de trabajadores por cuenta propia del país, cedió en los pasados días a las demandas de sectores como el hostelero, suavizando algunas restricciones que afectaban a sus negocios.

Sin embargo, en el caso del transporte no se ha abierto la posibilidad de modificar las normas a aplicar, lo que podría influir especialmente en los desplazamientos urbanos si los taxistas particulares deciden iniciar un paro o tirar la toalla y devolver su licencia.

EFE

[fbcomments]