“Si hubo antorchas, también habrá arcoiris”

“Si hubo antorchas, también habrá arcoiris”

A pesar de la censura y la represión, “la comunidad se mantendrá firme, y no dejará que se amedrenten sus derechos”

lgbti marcha cuba homofobia
Manuel Lezcay (foto cortesía del autor)

SANTIAGO DE CUBA. – Desde horas tempranas de este sábado se desplegó un fuerte operativo policial en contra de activistas por los derechos LGBTI+, para que no asistan a la marcha convocada contra la homofobia y la transfobia, a raíz de la suspensión por parte de Mariela Castro y el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de la tradicional Conga o Pasacalle que cada año se realizaba en todo el país.

Las amenazas comenzaron a partir de que activistas y miembros de la sociedad civil convocaron la marcha a través de las redes sociales.

Jancel Moreno, activista independiente LGBTI en La Habana, denunció en horas del mediodía de hoy, a través de su muro de Facebook: “Acabo de llegar del trabajo, cuando abrí la puerta estaba mi mamá envuelta en lágrimas. Pocos minutos después de yo salir para el trabajo llegó una patrulla hasta mi casa con órdenes de no poder salir en todo el día…”.

En el mismo post también describió cómo a su madre le indicaron que si él asistía a la marcha convocada en el Parque Central de La Habana a las 4:00 P.M, sería “inmediatamente detenido junto con los contrarrevolucionarios”, que allí llegaran.

Más adelante, el activista acotó, “aprovecho para denunciar la presión a la cual fue sometida mi madre y responsabilizo al gobierno de lo que pueda sucederle por su estado de salud, tanto así, como a mi hermana pequeña de 8 años… Les pido que alcen bien alto la bandera arcoíris y que este mensaje llegue a cada rincón del mundo y sirva de ejemplo de lo que vivimos todo el que piensa un tanto diferente”.

Por otro lado, Manuel Lezcay, coordinador de la Red Humanidad por la Diversidad (HxD), perteneciente al Cenesex, discrepó también de la suspensión de la conga contra la Homofobia por la organización oficialista, haciendo un llamado a la comunidad LGBTI+ en Santiago de Cuba, para que se sumara a una marcha alternativa que había preparado.

Horas después, Lezcay realizó otra publicación en donde suspendía la actividad citada, aferrándose a las palabras de Mariela Castro, “activistas del Cenesex en Santiago de Cuba, no se realizará este año la marcha contra la homofobia a partir del pronunciamiento del Cenesex”.

CubaNet intentó contactar con Lezcay, pero este alegó que no caería en “politiquería que solo estaban buscado tergiversar lo que el Cenesex estaba construyendo a favor de la comunidad”.

Un activista de la Red HxD, que prefirió el anonimato apuntó: “Lezcay renunció a la marcha que había anunciado tras las presiones recibidas por agentes de la Seguridad del Estado que se reunieron con él, aunque muchos no estuvimos de acuerdo, él tuvo que ceder, porque le dijeron que la marcha convocada iba a ser utilizada por opositores pagados desde Miami”.

El activista y periodista de CubaNet, Yosmany Mayeta, también denunció a través de las redes sociales un fuerte operativo en su contra por haber sido uno de los que convocó a la marcha alternativa en Santiago de Cuba.

“Agentes de la Policía Política nos tiene sitiados en Altamira, Santiago de Cuba, para que no asistamos a la marcha LGBT independiente en Plaza de Marte”, refirió Mayeta en su cuenta de Facebook.

El activista también recalcó ante CubaNet que, a pesar de la censura y la represión, “la comunidad se mantendrá firme, y no dejará que se amedrenten sus derechos”. Del mismo modo, Mayeta reseñó que “vetarnos ante un derecho primordial que es la libre expresión, es también parte de la homofobia estatal”. Selló sus palabras mostrando un cartel con el lema que hubiera llevado a la marcha, si hubiese asistido, “Si hubo Antorchas, también habrá Arcoíris”.

Una fuente informó por otro lado que, en el lugar citado en Santiago de Cuba, para la marcha, también está asediado desde horas tempranas, “los que están llegado están siendo detenidos cuando se resisten, los demás solo se están yendo por temor. Hay varias patrullas y el lugar está lleno de segurosos y policías de civil”.

Otros activistas como Jaime Martínez e Isbel Díaz Torres, quienes confirmaron su asistencia en la marcha convocada en la Habana, no dan señales desde las 8 de la mañana, y se teme que hayan sido secuestrados por la policía política.

Maykel González Vivero, fundador de la revista Tremenda Nota, también ha señalado que el Parque Central, se encuentra tomado por la Seguridad de Estado. En el lugar se están concentrando personas tanto de la comunidad LGBTI como de la sociedad civil.

“Creo que, si se va a realizar la marcha, hay activistas, miembros de la comunidad y curiosos, claro también hay policías. Ahora mismo hay activistas y fuentes no identificadas asociadas con el gobierno que están manifestando que la marcha ha sido organizada desde Miami”.

Al momento de terminar esta nota, mi propia vivienda se encontraba cercada por agentes de la Seguridad del Estado impidiéndome la salida. Vecinos también me alertaron de que en horas de la mañana el agente conocido como Bruno rondaba mi casa, presuntamente en busca de salidas traseras. Todo esto mientras aún dormía.

[fbcomments]