Ley Helms-Burton: Carnival rechaza demanda por operar puerto de Santiago

Ley Helms-Burton: Carnival rechaza demanda por operar puerto de Santiago

La compañía Carnival negó que hubiera usado intencionalmente el puerto y que tuviera conocimiento de que la propiedad era confiscada

Cuba; Carnival; Ley Helms-Burton;
Muelle de cruceros de Santiago de Cuba (Foto: Miguel Rubiera Jústiz/ACN)

MIAMI, Estados Unidos. – La multinacional de cruceros Carnival negó las acusaciones presentadas por un cubano-estadounidense en una corte de EE.UU., que considera que la empresa se benefició del puerto de Santiago de Cuba, el cual fue confiscado a su familia tras la revolución de 1959.

Carnival, la primera empresa demandada al activarse en mayo pasado una porción de la Ley Helms-Burton de 1996 que permite estas querellas, negó las quejas presentadas por el neurocirujano Javier García Bengoechea.

En un documento judicial de 21 páginas, publicado este martes por el Consejo Comercial y Económico EE.UU.-Cuba, Carnival rechazó que hubiera usado intencionalmente el puerto y que tuviera conocimiento de que la propiedad era confiscada.

En ese sentido, rechazó también su responsabilidad en torno a un resarcimiento económico.

De igual forma, la compañía, que en 2006 comenzó a viajar a la isla con sus cruceros, dijo que objetaría la solicitud de un juicio con jurado.

En la demanda, García Bengoechea asegura que es el “legítimo” propietario del puerto de Santiago de Cuba, expropiado a su familia por el gobierno “comunista” en 1960.

“Carnival fue la primera línea de cruceros que traficó en nuestras propiedades, ellos entonces merecen la ignominiosa distinción de ser los primeros en ser demandados”, aseguró el médico tras presentar la denuncia en mayo en una corte de Miami, sur de Florida.

Por lo menos 18 demandas contra empresas, especialmente turísticas, se han presentado en Estados Unidos, 16 de ellas en Florida, desde que se activó el Título III, según el Consejo Comercial y Económico EEUU-Cuba.

Según el presidente de dicho consejo, John Kavulich, las autoridades estadounidenses han “certificado” 5 913 casos de ciudadanos y empresas del país que pueden acogerse al Título III, por un total de 1 900 millones de dólares, que con los intereses desde hace más de 60 años ascenderían a 8 521 millones.

Pero además hay otros muchos más reclamos “no certificados” que se podrían demandar bajo el amparo de la Ley Helms-Burton.

(EFE)

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]