Human Rights Watch: “Régimen sigue reprimiendo a activistas y opositores”

Human Rights Watch: “Régimen sigue reprimiendo a activistas y opositores”

Según el informe anual de la organización, la situación de Derechos Humanos en Cuba durante 2019 fue crítica

Marcha LGBTI en La Habana
Ariel Ruiz Urquiola es arrestado durante la marcha LGBTI (Foto: AP)

MIAMI, Estados Unidos. – El año 2020 volvió a ser crítico en el tema de Derechos Humanos en Cuba. Así lo denuncia la organización Human Rights Watch, que incluyó a la Isla caribeña en su informe anual.

“El gobierno cubano continúa reprimiendo y castigando la disidencia y las críticas públicas. El número de arrestos arbitrarios a corto plazo de defensores de derechos humanos, periodistas independientes y otros fue menor en 2019 que en 2018, pero siguió siendo alto, con más de 1 800 detenciones arbitrarias reportadas hasta agosto. El gobierno continúa usando otras tácticas represivas contra los críticos, incluidas las palizas, humillaciones públicas, restricciones de viaje y terminación del empleo”, destaca el documento.

Human Rights Watch también hizo énfasis en las prácticas llevadas a cabo por la policía política cubana, sustentadas en la ausencia de un Estado de Derechos en la Isla.

“Los oficiales de seguridad rara vez presentan órdenes de arresto para justificar la detención de los críticos. En algunos casos, los detenidos son liberados después de recibir advertencias oficiales, que los fiscales pueden usar en juicios penales posteriores para mostrar un patrón de comportamiento “delincuente”.

Como ha ocurrido en otros años, el objetivo de las detenciones es disuadir a activistas y opositores a que participen en movilizaciones contra el régimen. En otros casos, el acoso y persecución van directamente encaminados a que los actores de la sociedad civil abandonen el país.

Entre los grupos más afectados por los métodos represivos del régimen cubano están el movimiento Damas de Blanco y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Human Rights Watch  recuerda que solo en septiembre las autoridades detuvieron a más de 90 activistas y manifestantes y allanaron la sede del sindicato de la UNPACU, ubicado en el reparto de Altamira, en Santiago de Cuba.

El informe señala que en 2019 el gobierno cubano mantuvo el control sobre los medios de comunicación del país, censurando y bloqueando en su dominio a publicaciones independientes. Ello ha llevado al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), organización independiente que promueve la libertad de prensa en todo el continente americano.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]