Cuba deberá liberalizar comercio para atraer inversiones

Cuba deberá liberalizar comercio para atraer inversiones

La apertura diplomática ha creado “falsas expectativas”, según expertos

(Foto tomada de internet)
(Foto tomada de internet)

MIAMI, Estados Unidos – La Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) aseguró hoy que Cuba necesita mejorar su red de infraestructuras y liberalizar el comercio para conseguir una mayor inversión extranjera.

Casi un año después del histórico anuncio de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, y con el embargo comercial todavía vigente, los bancos no aprecian grandes cambios en la isla, según afirmaron a EFE altos ejecutivos del sector financiero latinoamericano.

Durante dos días, los principales bancos latinoamericanos han participado en Miami en la 49 Asamblea anual de Felaban, en la que se han debatido los principales desafíos económicos de América Latina, entre ellos las oportunidades comerciales y de inversión que se han abierto en Cuba.

Sin embargo, la apertura diplomática entre Estados Unidos y Cuba ha creado “falsas expectativas” sobre el tipo de negocio que se puede realizar en la isla, ya que a día de hoy “muchas operaciones con bancos no son viables y la mayor parte de la economía cubana sigue funcionando con dinero en efectivo”, según dijo a EFE el presidente de Cuban Banking Study Group, Fernando Capablanca.

“Cuba no ha resuelto todavía su problema con la ley del embargo de los Estados Unidos, porque los empresarios siguen sin poder financiar sus proyectos”, advirtió el directivo.

En marzo de 2014 Cuba aprobó una nueva Ley de Inversión Extranjera que otorgaba mayores ventajas tributarias y fiscales para las empresas foráneas, y abría la posibilidad de invertir en casi todos los sectores económicos de la isla.

El objetivo era captar en torno a 8.700 millones de dólares a un ritmo de unos 2.000 millones anuales, pero la operación no fue muy “fructífera”, según han reconocido altos funcionarios cubanos.

Una de las dificultades que todavía no se ha derribado es la imposibilidad de que las compañías internacionales contraten a personal extranjero, ni tampoco la obligación de efectuar el pago de salarios al Estado, en lugar de hacerlo “directamente al propio empleado”.

A estas barreras, dijo Capablanca, se une la incertidumbre sobre la política monetaria en la isla, que podría afectar “profundamente” a las inversiones extranjeras una vez que se liberalice el mercado.

Para el banco mercantil Acasta Capital, una de las principales quejas de las empresas extranjeras es “el retraso en la gestión de operaciones”, según afirmó a EFE el directivo Mark Entwistle.

Para superar estas dificultades será imprescindible que Cuba “mejore sus infraestructuras”, como se ha visto en el caso de las compañías de cruceros estadounidenses que quieren operar en la isla y encuentran problemas logísticos.

Gustavo Membiela, socio de la empresa Hunton & Williams, advirtió además que Cuba ya no puede depender de “benefactores” como Venezuela o Brasil, y “debe centrarse en atraer la inversión extranjera” de otros países, entre ellos Estados Unidos.

Como Estados Unidos todavía no puede realizar grandes intercambios comerciales con Cuba, Membiela opinó que “de momento deben ir trabajando en pequeños proyectos”.

Los grandes acuerdos llegarán, aseguró, pero no se puede esperar “a que se materialicen”.

En septiembre de este año el Gobierno estadounidense anunció una nueva relajación del comercio con Cuba, posibilitando la autorización para brindar servicios de telecomunicaciones y abrir cuentas bancarias, en un esfuerzo por impulsar la presencia de empresas estadounidenses en la isla. (EFE)

[fbcomments]