Se continúan violando los derechos humanos en Cuba, dice reporte de la CIDH

Se continúan violando los derechos humanos en Cuba, dice reporte de la CIDH

Desde 1985 la CIDH ha dado seguimiento casi de manera ininterrumpida a los derechos humanos en Cuba, a través de 33 informes

CIDH presenta informe sobre derechos humanos en Cuba

MIAMI, Estados Unidos.- Este martes tuvo lugar el segundo panel de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Miami, en el cual se presentó el informe sobre la situación de los derechos humanos en Cuba, incluido el informe anual correspondiente a 2018.

El informe recoge todos los hechos presentados desde finales del año 2017 y durante el 2018, que son especialmente relevantes para el pleno disfrute de los derechos humanos en Cuba, dijo en su presentación Antonia Urrejola, Comisionada y relatora de País de la CIDH.

“La Comisión observó principalmente dos acontecimientos en el contexto sociopolítico de Cuba: el cambio de gobierno y el inicio del proceso de Reforma Constitucional”, dijo Urrejola.

“Durante estos procesos, la Comisión tomó nota de varias situaciones que constituyeron un serio obstáculo en el goce de los derechos humanos en la isla, como las persistentes restricciones a los derechos políticos de reunión y asociación, a la libertad de expresión, y una serie de vulneraciones sistemáticas a los derechos a la libertad, a la seguridad e integridad de las personas, a la protección contra la detención arbitraria, a la inviolabilidad del domicilio y circulación de la correspondencia, a la residencia y tránsito, a las garantías judiciales mínimas y a la protección judicial, entre otros”, reza el informe.

De acuerdo al informe presentado por la CIDH estos factores continúan limitando de manera sistemática los derechos humanos de los habitantes en la Isla, en particular de personas defensoras de derechos humanos, líderes sociales y políticos, y periodistas independientes.

CIDH presenta informe sobre derechos humanos en Cuba

Así mismo, en el análisis de los procesos que tuvieron lugar en Cuba durante el periodo de tiempo monitoreado por la CIDH, el informe arrojó que durante la elección de Miguel Díaz-Canel y la Reforma Constitucional las voces contrarias la gobierno, en su intento de expresarse y participar en la construcción de los asuntos del país, terminaron “siendo suprimidas ante la presencia de un partido único, la prohibición de asociarse con fines políticos, las arbitrarias restricciones a la libertad de expresión y el derechos de reunión, entre otros derechos fundamentales”.

En tal sentido, de acuerdo al informe presentado este martes, la Comisión observó que “pese a las reformas incorporadas en el texto Constitucional, persisten problemas estructurales que obstaculizan que los avances normativos puedan incrementarse desde un enfoque de derechos humanos.

Durante el 2018, la Comisión observó la persistencia de las vulneraciones del derecho a la libertad, a la seguridad y a la integridad de la persona, y como los tipos penales más utilizados en Cuba contra los disidentes, activistas y periodistas independientes son el desacato, atentado, peligrosidad social predictiva, impago de multas, desorden público, resistencia o rebelión, y actividad económica ilícita”.

Por su parte, sobre la labor de la CIDH, su presidenta, Esmeralda Arosemena, aseguró que incluso durante la suspensión de Cuba de la Organización de Estados Americanos (OEA) la comisión ha monitoreado el respeto de los derechos humanos en Cuba.

“A lo largo de 60 años la Comisión ha emitido un total de 7 informes de país, 5 de los cuales han estado dedicados a la situación de los derechos humanos y 2 a los presos políticos y sus familiares”, indicó.

Así mismo, Arosemena dijo que la Comisión que dirige está comprometida con la situación de derechos humanos en la Isla y que es sumamente importante poder llegar a través del informe a las comunidades cubanas. “Hemos recibido para este informe datos que nos permiten un monitoreo constante en la tarea de recoger información de la situación de los derechos en Cuba. La Comisión está comprometida con el cumplimiento de su mandato: promover y proteger los derechos humanos en Cuba; y en este contexto ha emitido los informes señalados, así como un sinnúmero de medidas cautelares dirigidas a la protección de personas en la Isla”.

Desde 1985 la CIDH ha dado seguimiento casi de manera ininterrumpida a los derechos humanos en Cuba, a través de 33 informes, en el capítulo 4 b del informe anual, lo que determina la presencia de graves situaciones de derechos humanos, a juicio de la Comisión.

En la conferencia se dio a conocer que la Comisión se encuentra además tramitando casos presentados dentro del sistema de peticiones individuales, por posibles violaciones a la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.

“Dado que la Comisión no cuenta con la anuencia del Estado cubano para realizar una visita a la Isla, la CIDH se ha trasladado a Miami para acercarnos a la comunidad cubana en el exilio y recabar información para nuestra labor de monitoreo”, aseguró Arosemena.

En la presentación del informe también estuvieron presentes Carlos Trujillo, Presidente del Consejo Permanente y de la Comisión General de Estados Americanos; Embajador Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del Secretario General de la OEA; y Pablo Abrao, Secretario Ejecutivo de la CIDH.

[fbcomments]