Santa Clara se llenó de humo

Santa Clara se llenó de humo

“Mi hijo es asmático y se despertó porque pensaba que algo malo estaba pasando, no podía dormir, no hay ventana que aguante esto del humo”

Santa Clara humo contaminación cuba quema basura villa clara
Residentes preocupados por el humo que inundó la ciudad (foto del autor)

SANTA CLARA, Cuba. – Cerca de las once de la noche de este miércoles, la ciudad de Santa Clara, en el centro de Cuba, comenzó a inundarse de un humo espeso e irrespirable. Los transeúntes del parque Vidal especularon sobre un posible incendio en zonas aledañas. La realidad: hace dos noches consecutivas que han decidido quemar la basura en el vertedero municipal, así lo confirmaron los policías que hacían guardia en las calles cercanas. “Dicen que van a llamar a los bomberos”, alegaron.

Ante la contaminación inusitada por la cortina de niebla fétida, varios periodistas del semanario oficialista Vanguardia, incluso, cuestionaron en sus cuentas de Facebook que, a pesar de tener sus casas cerradas, el humo penetraba por las ventanas y que no tenían conocimiento de la causa de su proveniencia. En una llamada realizada al puesto de mando de Servicios Comunales de Cuba, la operadora contestó que el incendio fue provocado por los buzos que escudriñan en la basura de este sumidero. Respondieron, además, que “son personas inescrupulosas”, que lo hacen para buscar hierro y otros metales para vender a materias primas.

Magda Alemáñez, vecina del reparto Caracatey de Santa Clara dijo vía telefónica a Cubanet que lo que más le molesta es que sus hijos estén tosiendo toda la madrugada. “Uno es asmático y se despertó porque pensaba que algo malo estaba pasando, no podía dormir, no hay ventana, ni de cristal, que aguante esto del humo constante”.

El vertedero municipal de Santa Clara está situado en la Carretera a Manicaragua, bastante cercano a la zona hospitalaria, y a sitios como el Caracatey y Sakenaf, pero a kilómetros de la plaza central de la ciudad, donde la neblina penetró en casas y centros gastronómicos.

Los llamados buzos (recogedores de basura) han incendiado en varias ocasiones el lugar para tamizar los desechos sólidos maleables y hallar una fuente de búsqueda para vivir de la basura. Ante el advenimiento de inspectores en la zona algunos han optado por la violencia o el soborno para mantener su trabajo.

Varios establecimientos estatales y por cuenta propia situados en el centro cerraron por causa de la contaminación que se desprendía hacia los propios locales. La operadora de Servicios Comunales de Cuba también aseguró que la quema sería controlada por los bomberos, pero no aseguraban la duración ni el alcance de la humareda.

[fbcomments]