Amenazan a esposa de preso político que quería repartir nasobucos en prisión

Amenazan a esposa de preso político que quería repartir nasobucos en prisión

Este fin de semana la policía política amenazó a la activista Lucinda González Gómez, esposa del preso político Silverio Portal Contreras, recluido en la prisión 1580

LA HABANA, Cuba. – Este fin de semana la policía política amenazó a la activista Lucinda González Gómez, esposa del preso político Silverio Portal Contreras, ante sus pretensiones de llevarle nasobucos a su esposo, recluido en la prisión 1580.

“Vino el oficial que se hace llamar Eduardo, el que me reprime a mí, y me dijo que ellos no iban a permitir que yo entregara los nasobucos en la prisión, que tenía que entregárselos a ellos para ellos hacérselo llegar a Silverio, a lo cual me negué rotundamente porque yo no confío en ellos”, aseguró González.

Su intención -refiere- era llevarle unos cincuenta nasobucos a su esposo, el preso político y de conciencia Silverio Portal Contreras, para que este le regalara uno a cada reo de los cincuenta que integran su destacamento.

“Esto no es una cuestión política, es simplemente una cuestión humanitaria ante la situación que está viviendo el país, así que no entiendo el porqué de estas amenazas, porque solo quiero ayudar a los presos”, insistió.

La mujer confiesa que lleva días confeccionando nasobucos que, en su mayoría, ha regalado en su comunidad de residencia.

“Yo me he quedado sin sábanas para poder ayudar a mi comunidad, a los presos o a cualquiera que lo necesite. No me interesa su afiliación política. Yo, como activista de derechos humanos, me siento comprometida con ayudar a cualquiera que lo necesite. No hago política con algo tan delicado como la salud de las personas”, advirtió.

Lucinda González Gómez destaca que, tras quedarse sin materia prima para la confección de los nasobucos, los vecinos le traen pedazos de tela para que ella se los confeccione, trabajo que realiza de manera gratuita.

“La tela que sobra de los vecinos ellos me la regalan y de ahí voy sacando también los nasobucos de los presos. Si me van a meter presa por eso, como dicen ellos, pues que lo hagan”, insistió.

Varios reclusos en diferentes prisiones de la Isla recientemente han denunciado que las autoridades no los han provisto de recursos ni medios de protección para enfrentar la pandemia de coronavirus, que afecta a 179 países del mundo.

Sin embargo, medios oficiales aseguran que varias entidades estatales del país se encuentran enfrascadas en la confección de nasobucos, destinados a instituciones y al pueblo en general. Esto difiere con la realidad de los cubanos, que se abastecen de este medio de protección gracias a particulares que los ofertan a precios de entre cinco y 10 pesos cubanos.

Pese a la crisis por la pandemia y la falta de recursos para enfrentarla, todo parece indicar que las iniciativas que salgan desde el seno de la oposición interna para ayudar a la población no van a ser permitidas por el régimen de la isla, que a finales de marzo también arrestó a miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) cuando intentaban repartir de manera gratuita cloro y nasobucos, según informó Zaqueo Báez Coordinador de la organización en la capital.

“El 31 de marzo fuimos arrestados varios miembros por repartir nasobucos y cloro a varias personas del barrio y a activistas nuestros. Incluso montaron un operativo en las afueras de mi casa aquí en Calabazar para impedirlo”, denunció Zaqueo.

Cuba llego este lunes a 350 casos diagnosticados con la COVID-19, luego de confirmar que 30 nuevas personas resultaron dar positivos por coronavirus.

Si tienes familiares en Cuba comparte con ellos el siguiente link (descargar Psiphon), el VPN a través del cual tendrán acceso a toda la información de CubaNet. También puedes suscribirte a nuestro Boletín dando click aquí.

Acerca del Autor

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Enrique Díaz y Vladimir Turró

Periodistas independientes cubanos. Residen en La Habana

[fbcomments]