1

Cuatro familias exigen al Gobierno de Diez de Octubre que termine de construir sus viviendas

Vivienda

LA HABANA, Cuba. – Unas cuatro familias del municipio Diez de Octubre dijeron a CubaNet que hace alrededor de un año están esperando que las autoridades de Vivienda terminen los inmuebles que les fueron otorgados. 

Los inmuebles, construidos en lo que fuera antes una fábrica de calcetines, no cuentan con servicio sanitario ni instalación de agua potable y electricidad. Hasta la fecha, dicen los entrevistados, solo reciben “excusas infundadas”.

“Dicen ellos [las autoridades] que no hay cemento… No tengo un baño, no tengo una cocina, no tengo nada. Tengo que brincar para casa de la vecina para bañarme yo y las niñas”, denuncia Indira Calderón Martínez mientras muestra una pila de escombros y residuos de materiales de la construcción que yacen dentro de su hogar.

De acuerdo con la mujer, la vivienda que habitaba en el barrio de Luyanó se inundaba de aguas albañales. Por esta causa, el régimen cubano le concedió una vivienda que comenzó a ser construida hace alrededor de dos años. Sin embargo, aún no está concluida.

“Supuestamente, ya a nosotros nos habían dado casa y nadie sabía nada, pero cuando empezamos a ir a Vivienda (…) fue cuando se supo que en Luyanó a nadie le habían dado casa”, denuncia Calderón Martínez.

De igual forma, la entrevistada detalla que al ver que otras mujeres se estaban introduciendo de forma ilegal en las casas en construcción, decidió comenzar a habitar su hogar a pesar de que no estaba listo. Las autoridades le aseguraron que se la terminarían con ella dentro.

“Cuando vinimos para acá, ya había otra muchacha, con cinco hijos, metida en una habitación que no le pertenecía. Entonces decidimos meternos porque no podíamos dejar que se perdiera la casa”, apunta la entrevistada.

Calderón Martínez considera que las autoridades justificaron la paralización de la obra con el pretexto de la falta de materiales de construcción que enfrenta el país. Sin embargo, aún en medio de la crisis económica que atraviesa el país y el desabastecimiento, los proyectos de construcción de hoteles de lujo no se han detenido.

“Dicen que hay que esperar que entre el camión del cemento, el camión de no sé qué. [Pero] cemento sí hay, bloques sí hay; ellos no me han hecho esto porque no les ha dado la gana”, arremetió.

Lusamí Quiñones Cué, quien recibió su casa hace alrededor de cuatro años, supuestamente terminada, considera que la entrega fue un “engaño” de las autoridades de Vivienda, pues el inmueble otorgado presenta numerosas deficiencias.

“He hablado con la gente de [Dirección Municipal de] Vivienda, con los directores que han pasado por ahí, sobre el problema que tiene la casa, la filtración, la humedad de las paredes, el baño incompleto, la cocina incompleta, los tomacorrientes muy malos”, cuenta. 

Asimismo, refirió que tampoco dispone de gas para la cocción de los alimentos y, hasta la fecha, tampoco le han entregado la propiedad de la vivienda, lo que la imposibilita obtener la libreta de racionamiento que le corresponde.

Quiñones Cué detalla que por el piso de su vivienda se filtra debido a la rotura de alguna tubería. “Ellos lo saben, este piso hay que levantarlo y buscar cual es la tubería [rota]; y no es una sola, deben ser varias las que están partidas”, dijo.

Tras el desplome de su anterior vivienda, la mujer fue llevada a un albergue donde permaneció poco más de 15 años hasta que le entregaron el inmueble en cuestión.

En tanto, Brismaida Sequeira Naranjo asegura que las autoridades le habían prometido terminarle la vivienda aunque ella estuviera dentro.

“La electricidad la he puesto yo, el baño no está terminado (…). Aquí no hay gas, no hay nada, no hay condiciones para vivir y tengo tres hijos”, lamentó. “Dinero no les voy a dar [a las autoridades competentes] porque a mí me corresponde que me hagan las cosas”, terminó.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.