Concluso para sentencia juicio contra ex policía que mató a adolescente

LA HABANA, Cuba, 20 de diciembre (Laritza Diversent, 173.203.82.38 ) – Después de que el día 9 se suspendiera por incomparecencia del acusado, en la tarde del pasado 13 de diciembre la Sala Séptima del Tribunal de la Habana, celebró el juicio contra Amado Interián, el ex oficial de la Policía que disparó al adolescente de 14 años Ángel Izquierdo.

La fiscalía solicitó para el acusado 17 años de privación de libertad por asesinato, un delito que prevé una sanción entre 15 y 30 años de privación de libertad, o pena de muerte. El abogado defensor insistió en que el delito era un homicidio simple, que prevé una sanción menor, de 7 a 15 años.

La defensa solicitó al tribunal que tuviera en cuenta la buena conducta de ex policía antes de que se produjera el hecho, y presentó las condecoraciones recibidas por Interián durante sus 30 años de servicio en el cuerpo de la Policía Nacional Revolucionaria.

Amado Interián tenía la vestimenta que normalmente usan los reclusos, aunque no se pudo conocer en qué prisión esperó el juicio. El ex policía ejerció su derecho a declarar, pero no aceptó que le hicieran preguntas.

Interián, frente al estrado, dijo llorando que no había querido matar a nadie y pidió disculpas a los familiares de la víctima. También mostró al tribunal todas las lesiones que recibió mientras prestó servicio como policía.

El acusado, de 54 años, fue sometido a peritaje siquiátrico, en el que se determinó que no tenía ninguna patología mental y que en el momento de los hechos poseía la capacidad para comprender y medir el alcance de sus actos. Sin embargo, no se explicó en la comparecencia por qué tenía licencia para portar armas, a pesar de haberse jubilado hacía ya 5 años.

El oficial vive y trabaja en la finca nombrada El Montecito, en Las Lajas, poblado de la barriada de Mantilla en el capitalino municipio de Arroyo Naranjo, donde ocurrieron los hechos. En el juicio se dijo que la finca le pertenecía, pero no se hizo referencia a la existencia de un título que acreditara su derecho de propiedad.

Un testigo, llamado Marzo, dueño de la finca vecina a la del ex militar y que presenció los hechos, aunque dijo no haber visto cuando Interián disparó el arma homicida, contó al tribunal que en la tarde del 15 de julio del presente año, pasó por la casa de Amado con la intención de buscar su ganado. Sintieron unas voces y él salió corriendo con un machete en la mano, mientras, el ex policía se puso los zapatos, la camisa y tomó el arma.

El vecino de Interián llegó primero al arbusto donde estaban trepados Ismael, de 17 años, y Ángel y Yandi, de 14, todos de la raza negra. Marzo dijo que el los conminaba a bajar cuando sintió el primer disparo. Quedó claro en el juicio que el árbol de mamoncillo estaba lejos de la vivienda del acusado y que la víctima estaba encima del árbol cuando recibió el balazo.

Noticia relacionada: https://www.cubanet.org/noticias/suspenden-juicio-contra-el-ex-policia/

[fbcomments]