Circulan billetes falsos. Hay silencio oficial

LA HABANA, Cuba, 18 de diciembre de 2012, Veizant Boloy, 173.203.82.38.-En la capital, los vendedores, taxistas y cuentapropistas toman medidas por la  circulación de dinero falso. El silencio de las autoridades cubanas aumenta la inseguridad en la población y la impunidad de los falsificadores.

En el mes noviembre pasado, una trabajadora de la bóveda de TRANSVAL, empresa encargada de la custodia y traslado de divisas, confesó haber detectado más de 100 billetes falsos solo en el último mes.

Para sorpresa de algunos clientes, también se detectaron billetes falsos en cajas de tiendas y bancos. En ocasiones, las instalaciones estatales no cuentan  con máquinas contadoras y deben hacerlo a mano, corriendo el riesgo de no detectar el papel impreso por particulares.

El pasado 11 de diciembre, cerca de la CADECA ubicada en la calle Neptuno, entre Consulado e Industria, municipio Centro Habana, Carmen cambió 50 CUC, a personas desconocidas. “Lo hice por tratar de evitar la larga fila”. Luego se percató de que tenía 24 billetes de 50 CUP falsos.

Joaquín, chofer, dijo que “esta situación afecta mayormente a los que mantienen negocios, quienes por lo general desconocen cómo detectar la autenticidad del dinero”, afirmó.

Si bien los trabajadores de entidades bancarias y financieras tienen la preparación y experiencia para distinguirlo, el resto de la población no cuenta con este conocimiento, aunque los aportes de los trabajadores por cuenta propia y los nuevos modelos de gestión crecieron en un 14 por ciento, según cifra aportada en la prensa oficial.

Susana Marchan, ex trabajadora del Banco Popular de Cuba, comentó sobre esto:

“En algunos bancos se informa a la población las series de billetes falsos, pero usualmente no se conoce”.

“En términos generales, el papel impreso es plano, con un tamaño normal, su diseño de anverso y reverso es similar, cuenta con dos letras y dos números más el número integrado por 6 dígitos y la firma del Presidente del Banco”, señaló.

“El papel no es de igual calidad y no cuenta con la marca de agua visible a trasluz con la imagen del héroe según el billete del que se trate, tampoco cuenta con el hilo de seguridad micro impreso”, añadió.

Los billetes más propensos a falsificar son los de 10, 50 y 100 pesos convertibles (CUC)  y 10, 20, 50 pesos cubanos (CUP).
Con las nuevas medidas  dirigidas a controlar las relaciones comerciales entre el sector estatal y el naciente sector particular se produce mayor movimiento de capital dentro de la isla.

Quien falsifique moneda para posterior circulación puede ser sancionado con penas desde 4 hasta 10 años de cárcel. Lo difícil es conocer la estrategia estatal para controlar ese fenómeno.

Veizant Boloy

Veizant Boloy, Abogado, pertenece a la Asociacion Juridica de Cuba, La Habana

[fbcomments]