1

Celia Cruz, más de cuatro décadas de ritmo, pasión y alegría

MADRID, España.- En febrero de cada año, Estados Unidos y Canadá celebran el Mes de la Historia Negra, para recordar hechos y personalidades de la diáspora africana.

La iniciativa surgió en Estados Unidos en 1969, propuesta por un grupo de educadores negros y estudiantes de la Universidad Estatal de Kent. La primera celebración tuvo lugar al año siguiente en el Estado de Kent.

Irlanda, los Países Bajos y el Reino Unido también tienen esta tradición, pero durante el mes de octubre.

CubaNet se suma a este homenaje recordando a figuras cubanas afrodescendientes, como es el caso de la “Reina de la Salsa”, Celia Cruz, que tanto aportó a la cultura de Cuba, de Estados Unidos y del mundo entero.

Celia Cruz, “la guarachera de Cuba”

La cantante cubana Celia Cruz, conocida popularmente como la “Reina de la Salsa” o la “la guarachera de Cuba”, nació el 21 de octubre de 1925 en el barrio habanero de Santo Suárez y murió el 16 de julio de 2003 en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Su interés de muy joven era ser maestra, por lo que después de los estudios secundarios se matriculó y graduó de la Escuela Normal para maestros.

En aquella época, los programas de radio en Cuba emitían actuaciones musicales en vivo; como debía pagar sus libros escolares, y aprovechando su talento artístico, comenzó a participar en los concursos de estos programas.

Su ya reconocido talento la llevaron a que fuera escogida para remplazar a Mirta Silva, la cantante principal de la Sonora Matancera, orquesta más popular del momento.

Con esta agrupación estuvo durante 15 exitosos años.

Salió de Cuba el 15 de julio de 1960 hacia México, para cumplir un contrato de 4 semanas. Nunca volvió. Ya en ese momento había hecho clara su oposición al régimen castrista. Fue considerada persona non grata por la dictadura cubana.

Tras la muerte de su madre, se propuso viajar a Cuba, pero el permiso le fue denegado, con lo que reafirmó su decisión de nunca regresar al país.

Intérprete de las populares canciones como “La negra tiene tumba’o”, “La vida es un carnaval”, “Ríe y llora”, “Oye como va”, “Que le den candela” y “Burundanga”, era aclamada por su voz, su manera extravagante de vestir y su proyección desenfadada sobre los escenarios.

Los conciertos los comenzaba con su popular expresión “Azúcar”, reconocida en la cultura cubana y universal.

A lo largo de su carrera recibió 19 nominaciones y fue 5 veces ganadora de los Premios Grammy. Grabó más de 70 álbumes y participó en 10 producciones cinematográficas.

Celia Cruz tiene una estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood.

Compartió casi toda su vida con su esposo Pedro Knight, a quien llamaba “mi cabecita de algodón”.

Su ritmo y estilo trascendieron por los cinco continentes y es una de las personalidades más influyentes de la historia de la música afrocubana.

Como resumen de lo que Celia Cruz representa, el músico español Miliki, con quien compartió muchos momentos, expresó: “Ella significa Cuba. Ella es la música de Cuba. Ella es más de 4 décadas de ritmo, pasión y alegría”.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.