Canadienses son acusados de provocar un incendio en hotel de Cayo Santa María

Canadienses son acusados de provocar un incendio en hotel de Cayo Santa María

La familia afectada niega cualquier responsabilidad en el hecho

Un hotel en Cayo Santa María (enridan.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Una familia de turistas canadienses de vacaciones en Cayo Santa María, Cuba, fue acusada de haber provocado un incendio en la habitación del hotel en que se hospedaban, reportó The Sherbrooke Times.

Karine Ainsley y sus hijos habían ido a Cuba el 21 de julio para pasar 12 días en el polo turístico de Cayo Santa María. Sin embargo, según contó al medio canadiense, desde que llegaron comenzaron a tener problemas.

De acuerdo al relato de Ainsley, los equipos en la habitación estaban defectuosos y la comida enfermó a los niños.

Luego la familia intentó cambiar de hotel, pero justamente tras las quejas por las condiciones de la instalación se generó un incendio en su habitación del cual los empleados los responsabilizaron.

Un trabajador del hotel informó a Ainsley del fuego. “Nos dijo que habíamos dejado un secador de pelo encendido. Pero es necesario mantener presionado un botón para que funcione, de lo contrario, se detiene”, explicó la mujer.

Esto ocurrió el 30 de julio, a las 20:00 horas, después de un día sin electricidad.

Al llegar a la habitación, los bomberos habían extinguido el incendio, dejando atrás la espuma y el hollín, y todos los efectos personales dañados.

Ainsley perdió sus joyas, medicinas y cosméticos que había dejado en el baño más afectado.

La mujer describió que en una mesa aparecieron dos botellas de ron que no estaban allí cuando ella y su familia habían salido de la habitación para ir a comer, por lo que piensa que otras personas habían entrado antes a la habitación.

Tras ponerse en contacto con la embajada de Canadá, el personal del hotel comenzó a amenazar a Ainsley con que podría ir a prisión por hacer “falsas declaraciones”.

Directivos del hotel le hicieron firmar un documento con un inventario de daños con el que no estaba de acuerdo, afirma la turista. “Había una lista de todos nuestros efectos, diciendo que todos estaban intactos, lo cual no era cierto”, resumió. Sin embargo se vio obligada a estampar la firma por miedo a que no la dejaran salir.

Karine Ainsley presentó una queja en la agencia que se encargó de gestionar el viaje, Discount Travel, y ha exigido una compensación que no tiene esperanzas de recibir.

Canadá fue el mayor emisor de turistas a Cuba. De los cuatro millones que visitaron la Isla, 1 198917 fueron canadienses.

[fbcomments]