Balsero apela decisión de tribunal cubano

LA HABANA, Cuba, 27 de junio (Laritza Diversent, 173.203.82.38) – Raúl Parada Ramírez, un balsero capturado por las autoridades cubanas el año pasado, apeló la reciente decisión de un  tribunal  que lo sancionó  a seis meses de trabajo en una granja por no pagar la multa de 5,000 pesos que se le impuso por intentar salir ilegalmente del país

Parada Ramírez  fue interceptado el  1ro de octubre de 2011 junto a otros cinco balseros por los guardacostas de Matanzas, al este de La Habana. El Capitán del Puerto, Teniente Coronel Marcos La O León, impuso la multa dos meses después, aunque  la ley cubana establece que las infracciones administrativas no se pueden castigar cuando no se ha procedido contra ellas en el momento en que se cometieron.

Parada Ramírez se quejó ante la Fiscalía el 25 de enero del presente año por violación de los acuerdos migratorios entre Cuba y Estado Unidos, y por la ilegalidad de la multa. Hasta la fecha no he recibido respuesta del Ministerio Fiscal.

Según la licenciada Yaremis Flores, abogada independiente, Parada Ramírez debe solicitar la absolución, porque en su caso no se agotó el procedimiento establecido legalmente. En Cuba, el importe de las multas se duplica al mes de su aplicación. A los dos meses las autoridades administrativas deben embargar los ingresos o bienes del infractor. “La Oficina de Control y Cobro de Multas, no se personó en el domicilio de Raúl a pedirle que pagara”, explicó Flores.

En opinión de la letrada, quien trabajó como jueza durante cuatro años, el tribunal actuó inadecuadamente. “El órgano de justicia debió devolver la denuncia, porque la Oficina de Control y Cobros de Multas no realizó todas las gestiones establecidas”, comentó.  Se debió embargar los bienes de Raúl o levantar Acta de Insolvencia, acorde a lo establecido por la ley”, agregó.

Según la legislación cubana, si el infractor se niega a pagar la multa o no tiene ingresos económicos, cuenta bancaria o bienes de su propiedad que embargar, la oficina de cobros lo denuncia ante el tribunal. Quienes en Cuba no pagan una multa pueden  ser sancionados hasta con seis meses de cárcel.

Construir, tener, operar una embarcación, y navegar en aguas jurisdiccionales cubanas sin su autorización de la Capitanía de Puerto se considera una infracción  que se castiga con multas de entre 500 y 10,000 pesos en moneda nacional, una sanción excesiva, en un país donde el salario mínimo es de 225 pesos en moneda nacional.

[fbcomments]