Arrestan a canadiense en Cuba por llevar ayuda humanitaria ‚Äėsin pedir permiso‚Äô

Arrestan a canadiense en Cuba por llevar ayuda humanitaria ‚Äėsin pedir permiso‚Äô

Fue interrogado y amenazado por las autoridades

Carl-Miche Cloutier (La Presse)

MIAMI, Estados Unidos.- Un ciudadano canadiense fue arrestado e interrogado en Cuba, así como amenazado con no poder salir de Cuba tras habérsele confiscado sus pertenencias por intentar llevar por su cuenta ayuda humanitaria para los damnificados por el huracán Irma.

Informa el sitio canadiense La Presse que Carl-Michel Cloutier es un quebequ√©s casado con una cubana y viajero habitual a la isla, pero no piensa volver jam√°s despu√©s de su √ļltima experiencia.

“Pens√© que iba a terminar en la c√°rcel”, afirma Cloutier, ya de vuelta en Montreal. Asegura haber vivido un “calvario” con las autoridades cubanas.

El quebequés informó a la embajada de Cuba en Canadá sobre la ayuda que quería llevar a la isla, con el objetivo de evitar problemas. Intentaría además que la ayuda quedara exenta de cargos aduanales al llegar a La Habana, el 21 de septiembre.

Contin√ļa describiendo el diario que la c√≥nsul de Cuba en Montreal, Mara Bilbao D√≠az, a pesar de no darle garant√≠as le facilit√≥ al quebequ√©s un documento donde constaba que llevar√≠a a Cuba un total de quince maletas de 25 kg con “un cargamento de donaciones de ropa, juguetes y alimentos enlatados utilizados para las v√≠ctimas del hurac√°n Irma en el pueblo de Isabela de Sagua, en la provincia de Villa Clara”.

“El se√Īor Cloutier fue debidamente informado de las regulaciones aduaneras cubanas con respecto a las importaciones de pasajeros. Por favor, utilice este documento como una nota informativa “, escribi√≥ la funcionaria en la carta.

El canadiense posteriormente solo pudo entrar a Cuba con nueve maletas de un cargamento de 19, tras pagar a la Aduana. Otras diez valijas quedaron en el aeropuerto.

La ayuda iba destinada a los residentes de Isabela de Sagua, un pueblo de Villa Clara donde vive la familia de la esposa de Cloutier. En esa localidad, el 70% de los edificios fueron destruidos por el hurac√°n Irma a principios de septiembre.

“La devastaci√≥n era extrema, las casas estaban completamente destruidas o destrozadas por el hurac√°n”, describi√≥ el diario candiense. ‚ÄúEl escenario era espantoso”, a√Īadi√≥.

Cloutier y un amigo, Patrick Ménard, recogieron donaciones en su localidad de Québec y ambos viajaron entonces a Cuba.

“Hemos repartido las donaciones y (los residentes de Isabela de Sagua) han compartido sus historias con nosotros. Estaban muy agradecidos, pero fue muy dif√≠cil para Patrick y para m√≠ ver esta tragedia humana”, cuenta Carl-Michel Cloutier, quien la semana pasada junto a su amigo distribuy√≥ parte de las donaciones que les permitieron entrar.

Sin embargo más adelante los dos hombres fueron detenidos por la policía y llevados junto a los suegros de Cloutier a la comisaría, donde les confiscaron sus teléfonos y cámaras.

“Un hombre con uniforme militar, del Departamento de Inmigraci√≥n, y otro de civil, de la Seguridad del Estado, me interrogaron durante m√°s de cuatro horas sobre nuestra visita y la ayuda que hab√≠amos entregado”, afirma Cloutier. “Me dijeron que es ilegal hacer donaciones humanitarias sin pasar por el Gobierno”.

“Me trataron como un criminal”, cuenta Cloutier, describiendo el ambiente durante el interrogatorio como muy tenso.

Cloutier consiguió que las autoridades supiera que poseía un documento del consulado de Cuba en Montreal explicando su intención. Fue liberado luego de seis horas de arresto, cuando pudo buscar la carta del consulado.

Los canadienses acudieron inmediatamente al consulado que su país mantiene en Varadero, pero un día después la familia política de Cloutier para contarles que la policía los estaba buscando. Y si no acudían, se exponían a no poder salir del país y que sus suegros fueran detenidos.

“Tuvimos mucho estr√©s antes de que el personal del consulado de Canad√° confirmase, 24 horas m√°s tarde, que no tendr√≠amos ning√ļn problema con la ley”, cuenta.

Cloutier ha desaconsejado a otros canadienses que viajen a Cuba. Sin embargo, más ciudadanos de ese país han expresado su intención de enviar ayuda humanitaria a Cuba.

En tanto la embajada de Cuba en Ottawa ha afirmado que quienes van a la isla deben cumplir con lo establecido, y no ha dado m√°s detalles al diario canadiense.

[fbcomments]