Aleida March sobre los fusilamientos en La Cabaña: “fue un legítimo acto de justicia revolucionaria”

Aleida March sobre los fusilamientos en La Cabaña: “fue un legítimo acto de justicia revolucionaria”

El 11 de diciembre de 1964, Ernesto Guevara reconoció en la ONU que en Cuba se estaba fusilando, pero negó que fueran asesinatos

Aleida March, exesposa del Che. foto tomada de Internet

MIAMI, Estados Unidos.- Pedazos de la historia cubana salen a la luz, pero nunca todos los que quisiéramos. Ahora la exesposa del Che Guevara, Aleida March de La Torre, habló de los fusilamientos en 1959 en La Cabaña. Lo hizo en su libro Evocación, del que Cubadebate ha publicado fragmentos, y en el que asegura que en esas ejecuciones “no medió ni el ensañamiento ni la improvisación”.

La madre de cuatro de los hijos de Ernesto Guevara, compartió en su texto una visión idílica de los primeros años de la Revolución en la fortaleza de La Cabaña que, en su opinión, lejos de ser un paredón de fusilamientos con juicios sin garantías legales, se convirtió en “una gran escuela formadora (de cuadros), donde se crearon pequeñas fábricas”, dice.

March reconoció que el tema de los fusilamientos en La Cabaña siempre ha sido “controversial”, y agregó que, en su opinión, se ha tergiversado todo, porque el Che “no asistió a ninguno de los juicios ni tampoco presenció los fusilamientos”, pero admitió que “sí participó en algunas apelaciones y se entrevistó con algunos familiares que iban a pedir clemencia”.

Sin embargo, no se conoce ni un solo caso en el que el Che hubiera anulado una sentencia de muerte.

Aleida (izquierda) y su hija Aleida Guevara (derecha). Foto tomada de Internet.

Él escuchaba a las familias, según Aleida March, “en correspondencia con nuestro actuar humanista y de respeto para con el enemigo, ante una decisión que, aunque justa, no dejaba de ser desagradable”. No obstante, Aleida March defendió que los fusilamientos de La Cabaña fueron “un legítimo acto de justicia revolucionaria”.

Según el historiador y biógrafo del Che, Jon Lee Anderson, Guevara de la Serna ordenó la ejecución de al menos 21 personas en la Sierra Maestra. Después de que el 3 de enero de 1959 Fidel Castro lo nombrara comandante de la fortaleza de La Cabaña, que entonces servía como prisión, el proyecto Archivo Cuba le adjudica 79 muertes ejecutadas por órdenes directas del Che. Estimaciones de la embajada de Estados Unidos en Cuba cifran el número de fusilamientos entre 200 y 700.

El 11 de diciembre de 1964, Ernesto Guevara reconoció en la ONU que en Cuba se estaba fusilando, pero negó que fueran asesinatos. “Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario”.

 

[fbcomments]