Alarma en Santiago de Cuba por cambio de billetes falsos

Alarma en Santiago de Cuba por cambio de billetes falsos

En los últimos meses se han alimentado rumores en la provincia oriental de la existencia de fábricas de billetes falsos en varias barriadas

Cuba; Dólares;
Dólares americanos falsos (Foto del autor)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – Caridad, se dedica a importar ropa y electrodomésticos provenientes de Haití con la finalidad de revenderlos. Sin embargo, en su último viaje, la señora nunca pudo imaginar lo que vendría luego de pagar algunas mercancías en una tienda propiedad de haitianos.

La mujer contó a CubaNet que sacó cuatro billetes de 100 USD para pagar las compras, no obstante, le resultó imposible adquirir la mercancía.

“El dependiente que me estaba atendiendo se puso muy molesto, me ripió uno de los billetes en la cara, y comenzó a gritarme en su idioma, uno de los haitianos que trabajaba en la tienda cogió un palo y quería darme, además de que otros se sumaron y seguían diciéndome cosas y amagándome. Por suerte el dueño del hostal donde me quedaba estaba cerca y me ayudó”, revela la mujer.

“El caso fue que entre los cuatrocientos dólares que les había dado, había uno falso y eso para ellos es lo peor, pero es que yo no sabía ni que tenía eso ahí. El dueño del hostal habló con ellos y se calmaron los ánimos, pero pasé el susto de mi vida; es sabido que los haitianos les han dado golpizas a cubanos y casi los han matado, y yo me vi ‘desmayá’ en el piso”, relató entre suspiros.

Caridad contó que, al llegar al hostal, “entre la que iba conmigo y yo nos pusimos a revisar todos los billetes y encontramos otros dos billetes de 100 falsos. Me habían estafado en Cuba y yo ni sabía. Supe que un amigo que se había ido dos semanas antes también fue estafado con 200 dólares americanos falsos, los cuales había comprado en Cuba en una casa de cambio particular, pero no me imaginé que eso me pasaría a mí también”.

“Pero ni reclamarle a los vendedores podemos, porque como los dólares están perdidos, los fuimos comprando poco a poco a diferentes gentes y ahora no podemos señalar a ninguno. Además de que es un riesgo meter a la policía, al final hasta te pueden quitar la mercancía, que también es ilegal venderla en Cuba”, reprochó la señora.

Ebert se inició hace poco en el negocio de la ropa en Santiago de Cuba, pero la poca experiencia, sumado al desespero por la escasez de dólares americanos en el país, le jugaron una mala pasada cuando preparaba un viaje a Nicaragua.

“Empecé a arreglar mi viaje y no había dólares en todo Santiago. Las casas de cambio (CADECA) lo tenían a una tasa de cambio de 1.03, o sea 103 CUC por 100 USD, lo cual era muy caro, así que esperé a que los particulares tuvieran, para que me saliera más barato, pero el tiempo pasó y cuando me faltaba una semana para viajar, aún me faltaban 1700 dólares. Yo andaba como loco buscando y nada, fue entonces que una vecina me llamó a eso de las 9 de la noche y me dijo que un hombre estaba vendiendo, le dije que lo llamara para su casa y que me esperara, fui corriendo, el tipo tenía bastante y a un cambio de uno por uno”, alegó ante este diario.

“Cuando cogí los dólares, no me dieron buena impresión, pero mi vecina ya le había comprado antes y todo bien, así que me confié, y se los compré. Pero el problema vendría después cuando, por casualidad, antes de viajar, me dio por consultar con otros amigos que tenían más experiencia en los viajes. Al enseñarle los billetes me dijeron que todos eran falsos. No sabía dónde meterme. Entonces me faltaban dos días para viajar y podía perder el viaje. Gracias a esos mismos amigos, que me prestaron dinero, pude ir, sino la perdida hubiera sido mayor”, lamentó el joven.

Billetes auténticos (Foto del autor)

“Desde que regresé a Santiago ando buscando al tipo, pero desapareció. He ido a todos los lugares donde se reúnen los vendedores de dólares y nada. Era un jabao, viejuco y usaba ropa de joven y no se me olvida que tenía un diente como de oro y los demás los tenía en falta. Pero Dios existe, y ese va aparecer. Entonces, me va a pagar cada centavo, sea como sea”, advierte.

En los últimos meses se han alimentado rumores en la provincia oriental de la existencia de fábricas de billetes falsos en varias barriadas, tanto de “los verdes”, como se les llaman popularmente a los billetes estadounidenses, como de pesos convertibles cubanos (CUC) y hasta de moneda nacional (CUP). Aunque esta información no ha sido corroborada de manera oficial por las instituciones del Estado.

Sin embargo, los casos de estafas por dinero falso aumentan en la Capital del Caribe y en otras regiones del país. Es el caso del municipio Bahía Honda en Artemisa, cuando varios vendedores de alimentos estatales y privados terminaron en la estación policial del poblado, luego de detectarles billetes de a 100 falsos tanto en CUC como en CUP, entre las recaudaciones del carnaval que se celebró en el mes de junio.

CubaNet se puso en contacto con un vendedor de dólares, quien prefirió mantener su identidad en anonimato.

“El dólar se perdió y con la subida Santiago se ha llenado de falsos. No hay entrada, porque no hay turismo, y lo poco que entra es de las remesas y los cubanosamericanos que llegan, pero eso no da abasto a la demanda, que es creciente por el número de gente viajando fuera del país. CADECA también está haciendo propagandas para meterle miedo a los yumas y que no nos vendan los verdes a nosotros y los cambien de manera oficial a 0,86 CUC por 1,00 USD, para después CADECA venderlos entre 1,03 o 1,05. Sin embargo, nosotros los compramos a 0,98 o 0,99 y los revendemos a 1,01 o 1,02, dependiendo de cómo lo cojamos. Por eso la gente nos prefiere a nosotros, que casi siempre los tenemos un poco más bajo que CADECA, pero ahora mismo no tenemos de donde sacarlos”, explicó el hombre.

“La gente que viaja anda desesperada tratando de hallar los verdes, por eso es que son víctimas de estafas, porque tampoco saben identificarlos. Nosotros mismos, que nos dedicamos a esto, también nos tratan de meter falsos y siempre hay un loco por ahí que nos quiere vender eso; no lo denunciamos, pero regamos la bola entre los compañeros para que nadie caiga en la trampa”, agregó.

“Esos dólares falsos los traen de afuera en su mayoría. La otra la producen aquí mismo en imprentas clandestinas. Además, la gente que ha sido estafada no quiere perder el dinero e intentan venderlo más adelante, por lo que esos falsos no se van de circulación a menos que los coja la policía, pero en estos últimos meses que ha subido el dólar, se están viendo este tipo de fraudes con más frecuencia y hay que andar a cuatro ojos”, alertó el vendedor.

Por otra parte, autoridades de Santiago, no han dado cuenta de posibles soluciones a la problemática y mantienen total silencio mientras los billetes continúan con libre circulación ante la ineficacia y pocas acciones.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]