Aduana de Cuba anuncia primer castigo para mulas

Aduana de Cuba anuncia primer castigo para mulas

La Aduana General de la República (AGR) ha hecho visible en su sitio oficial una nueva disposición de la Gaceta Oficial extraordinaria No. 21

Aduana de Cuba anuncia primer castigo para mulas (Foto: CubaNet)

LA HABANA, Cuba – En horas de la tarde de ayer, la Aduana General de la República (AGR), conjuntamente con el Banco Central de Cuba (BBC), ha hecho visible en su sitio oficial una nueva disposición de la Gaceta Oficial extraordinaria No. 21, del 16 de octubre de 2019.

“Tenemos el gusto de remitirle la edición digital de la Gaceta Oficial extraordinaria No. 21, de 16 de octubre de 2019, la que entre otras disposiciones publica la Resolución No. 276, de 15 de octubre de 2019, del Presidente del Banco Central de Cuba, la que dispone en su Resuelvo Primero que los pasajeros pueden exportar e importar a su salida y entrada del territorio nacional sumas que no excedan los dos mil pesos cubanos (2000 CUP) en efectivo, en cualquier denominación, u otros instrumentos de pago o títulos de créditos utilizados en la práctica bancaria internacional y en su Resuelvo Segundo dispone que queda prohibida la exportación e importación del medio de pago denominado peso convertible de curso legal, en cualquier denominación.

Deroga la Resolución No. 18, de 1ro de marzo de 2012, dictada por el Ministro-Presidente del Banco Central de Cuba.

Entra en vigor a los treinta (30) días posteriores a su publicación en la Gaceta Oficial de la República, por lo que comienza a regir a partir del 16 de noviembre de 2019.”

Con la nueva enmienda de la Aduana -de la que ya existían fundados rumores-, se confirman las angustias que ahogarán en lo adelante a los cubanos que salgan del país por más de una ocasión durante el año para realizar sus minúsculas importaciones “no comerciales”.

Pero en el caso de las llamadas “mulas” -personas que viajan repetidamente durante un mes o más por encargos y/o exigencias del deficitario mercado interno, así como por causa de convenios palabreados con cuentapropistas desprovistos pero solventes aún- se las verán muy negras hasta para poder agenciarse siquiera un taxi saliendo del infernal aeropuerto, o un milagroso camión salvador del “pre castrato”.

Porque, ¿con qué dineros pudieran moverse holgadamente dentro del país -ellos y su mercancía-, si la suma “tolerada” a portar en este papelucho será factible de decomiso si se excedieran los 80 dólares fijados por la risible sapiencia legislativa?

¿Imaginan a un oriental que regresa al país e ingresa por La Habana y que deba llegar ileso al otro extremo del desastroso panorama nacional? ¿Cómo irá el pobre, saltando?

¿Qué pretenden más allá del desestímulo comercial implícito en la contramedida –así como fina invitación a delinquir— que no sea arrancarles del bolsillo al retornado todas las divisas posibles y aterrarlo para que reduzca el “entra y sale”?

Como este gobierno desesperado y díscolo ya no tiene menos que perder (y sí mucho que ganar) con las obligaciones que entablará contra sus irrelevantes ciudadanos, se hace el de la vista flaca frente a los reclamos apenas suscitados por algunos de aquellos.

Las opiniones que se han ensayado verter en el sitio digital, o bien no se procesan o al cabo han sido borradas por la insomne patrulla clic que a pasos dantescos crece.

Nada, que la buena imagen siempre será, preámbulo de guerra ganada. Ya lo saben los “millonarios” a quienes insinúan destinatarios punibles.

Entre las consignas que se muestran en la web oficial, titilan joyitas como la siguiente;

“Alcemos nuestras voces en contra de esta injusta medida”. “Cuba”. “Somos Continuidad”. “Vamos por más”. “No más bloqueo”. “Aduana de Cuba”.

Especialmente aquel hashtag en el que sin sonrojo “van por más”. Contra nosotros, súbditos adocenados.

Porque ningún funcionario ilustre ni casquivano militar con sus “famiglias” habrá jamás de padecer los rigores que ellos mismos hayan engendrado.

Y a continuación adjuntan allí los vínculos a los trepidantes discursos de Miguel Díaz-Canel Bermúdez y del “retirado” Raúl Castro Ruz, ambos en la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, como corolario de dos cabezas letradas en nación analfabeta.

Como le decía a “Don Tolomío”, el tiranuelo ególatra con que lidiaba nuestra campechana versión televisiva nombrada “Pepe Pan”:

“Triste destino hoy, el de la maepatria”.

Recibe la información de Cubanet en tu teléfono a través de Telegram o WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 498 0236 y suscríbete a nuestro Boletín dando click aquí.

[fbcomments]