¿Hogar dulce Hogar?

¿Hogar dulce Hogar?

El levantamiento a las prohibiciones de compra/venta de casas ha afectado las relaciones familiares

LA HABANA, Cuba, 13 de marzo de 2013, Pablo Pascual Méndez/ 173.203.82.38.- Al exclamar Hogar dulce hogar se brinda un pequeño homenaje al calor familiar, suponiendo que en ningún otro sitio podemos estar mejor.  Dicha frase también se utiliza como ironía cuando la convivencia en cualquier otra vivienda es mejor que en la nuestra.

Estas palabras son originadas de una canción perteneciente a una obra teatral del norteamericano John Howard Payne, estrenada en Londres en 1823. La frase se arraigó al lenguaje popular y aún se mantiene viva.  Habitualmente, puede ser leída en cartelitos caseros traducidos a varios idiomas, y dio título a una comedia protagonizada por Tom Hanks en 1986, además de otras producciones argentinas y mexicanas.

Pero para Mario Doval Vasallo, de 70 años, más conocido por “Mayito”, ex mecánico de refrigeración y aire acondicionado de la extinta corporación Cubalse, perteneciente al Consejo de Estado, la frase pasó del sarcasmo al terror.

Mayito permaneció casado durante más de 30 años con la ciudadana alemana Helga Doval, ex directiva de la firma de fármacos Bayer, acreditada en Cuba;  ambos conformaron un hogar feliz en una residencia del reparto Altahabana, del municipio Boyeros.

Después del deceso de Helga, el pasado año 2012, dos de los hijos de ésta -nacidos en Cuba y concebidos en un matrimonio anterior-, quienes viven en sus residencias propias, le disputan a Mayito la casa y los bienes, alegando: “que él es un “chulampín” que vivía a costa de ella”.

Ante la impugnación, Mayito afirma que existen documentos probatorios de sus nupcias con Helga, tanto en Cuba como en Alemania,  incluso, fueron adjuntadas fotos de la boda y  declaraciones de algunos testigos sobre la legalidad del casamiento y su desenvolvimiento feliz, pero el tribunal no ha fallado.  Cuenta que durante la querella fue amenazado de muerte y se vio obligado a recurrir a la justicia para solicitar protección.

Enumera que los hijastros sustrajeron, sin autorización, dos carros, uno Mercedes Benz y otro Volkswagen , propiedad de él y su esposa fallecida, que estaban en el garaje, y resulta paradójico que al hacer la denuncia, “la policía se lavó las manos”.

Por su parte, la firma Bayer tampoco le paga la pensión y mal vive con la flaca  jubilación que recibió, por trabajar más de cuarenta años para el estado cubano (10 dólares mensuales).  Enfermo de Parkinson, está obligado a permanecer acompañado las 24 horas por un perro pastor alemán, porque teme que le envíen un delincuente para matarlo.  Afirma que el objetivo de los hijastros es sacarlo de la propiedad para luego venderla y repartirse el dinero.

Otro caso

Algo similar le ha pasado a Andrés Peña Carratalá, vecino de la calle 8, Nº 113, entre Calzada y 5ª, en El Vedado. El pasado 5 de marzo fue apuñalado en el cuello por su medio hermano Aldo Arafé Carratalá, quien estaba borracho cuando se abalanzó sobre él cuchillo en mano y gracias a que Andrés logró esquivar el golpe, la cuchillada no fue mortal; el médico que le atendió y suturó la herida con 7 puntadas, comentó que pudo haberlo matado; no obstante, le dejó algunas secuelas en el habla.

Andrés acudió a la policía e hizo la denuncia y encerraron a Aldo en un calabozo de la unidad policial de Zapata y C, pero quedó estupefacto cuando al día siguiente lo vio regresar a la casa, porque según el investigador la fiscalía no dictó prisión preventiva al sentenciar que: “la agresión, no ofreció peligro para su vida”.

Narra Andrés que su medio hermano nunca se ocupó de la madre ni tenía derecho a la casa, pero él lo admitió como copropietario antes de que su madre falleciera en el 2009.  Desde la fecha, evidenció su codicia por el inmueble; pero su agresividad se exacerbó, después del levantamiento a las restricciones para compra/venta de casas, ya que su propósito es expulsarlo para venderla.

Andrés, quien practica la fe cristiana y rechaza la violencia, ahora está obligado a tener un tubo de acero a mano, para salvaguardar su vida, ante la incompetencia de las autoridades.

Hogar dulce hogar podría ser una frase tan sarcástica, como en su momento lo fueron Pioneros por el comunismo: seremos como el Che, Donde nace un comunista mueren las dificultades, Revolución es no mentir jamás ni violar principios éticos, y otras tantas expresiones machaconas de la isla, durante más de medio siglo.

Pablo Pascual Méndez Piña

Pablo Pascual Méndez Piña. La Habana, 14 de mayo de 1956. En el año 1976 se graduó de técnico medio en sistemas eléctricos industriales. Comenzó a trabajar en el Ministerio de Minería, y matriculó en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría donde estudió un año. Fue llamado a filas para cumplir con el Servicio Militar General, transferido de inmediato al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, donde trabajó como electricista. En 2005 comenzó a escribir y participó en un concurso de las bibliotecas independientes, donde obtuvo una mención.

[fbcomments]