Sin carne para llevar a la mesa

Sin carne para llevar a la mesa

“Aquí para comer carne tienes que ir con los particulares, que son los únicos que tienen y bastante cara. De lo contrario tienes que criar cerdos escondido de los inspectores”

Poblacion conprardo las llamadas gallinas flacas (foto del autor)
Poblacion conprardo las llamadas gallinas flacas (foto del autor)

BAYAMO, Cuba. – Este pasado domingo fue grande el asombro de la población al ver cómo la distribución de carne en las tradicionales ferias agropecuarias del Chapuzón disminuyó. Esto causó disgusto general a los que tuvieron que regresar sin poder llevar el plato fuerte a las mesas de sus hogares.

A pesar de la realidad de sus ferias agropecuarias, la provincia de Granma es nacionalmente reconocida como un territorio agrícola y ganadero. Durante un recorrido por la feria provincial de este domingo, se pudo corroborar la inquietud de la población en general, al descubrir normada la carne de cerdo a 5 libras por persona.

Algunos inspectores y policías, irrespetando una cola de varias horas en ocasiones, en vez de controlar la venta llegaron al lugar para abastecer sus bolsos y resolver a menor precio o libre de costo, lo que genera protestas y quejas. Los comentarios no se hicieron esperar.

Raquel Palma,  señora jubilada y compradora de la feria, nos dijo: “yo bajo todos los domingos para hacer la compra de la semana. Compro viandas, especias y  la carne, pero llevo varios fines de semana que no alcanzo algunos productos y eso que vengo desde las 5:00 am. Hoy lo que he podido comprar es unas gallinas flacas que venden a $15.00  y masa de croqueta, que eso no es alimento para una persona”, y luego agrega, “todavía no he visto irse ningún inspector con la jaba vacía.”

Madalena Moreno, compradora también de la feria, comentó para Cubanet: “Esto está  pasando por culpa de la falta de alimentos  que solo surten los domingos y la multitud de personas que asiste es numerosa. Súmale a eso las personas que vienen de otros municipios y provincias cercanas, entre todas ellos arrasan todo lo que encuentran a su paso y el resto de la semana, la escasés en los puestos de venta es visible, pero ningún funcionario hace algo para resolverlo.”

Francisco Salmo, es un jubilado que lleva a sus espaldas la carga de surtir su casa: “Aquí  para comer carne tienes que ir con los particulares, que son los únicos que tienen y bastante cara. De lo contrario tienes que criar cerdos escondido de los inspectores de higiene para que no te multen  pues le está prohibido a la población. Si el Estado hace estas ferias debería garantizar la venta de muchos productos, porque si no lo que hace es este papelazo. Una feria llena de gente que vira a su casas con las jabas vacías.”

[fbcomments]