¡Se lo tragó la tierra!

¡Se lo tragó la tierra!

Las fuertes y constantes lluvias que durante varios días han azotado a la capital de todos los cubanos, han generado daños de consideración más allá del sector residencial

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=dfa_zO4lvpI[/youtube]

LA HABANA, Cuba. – Las fuertes y constantes lluvias que durante varios días han azotado a la capital de todos los cubanos, han generado daños de consideración más allá del sector residencial, el más afectado de todos.

La céntrica calle Cristina, perteneciente al capitalino municipio de Habana Vieja mostró un hueco de aproximadamente 1 metro cuadrado, próximo a la intersección donde confluyen la céntrica Calzada de 10 de Octubre y Vía Blanca, producto del desplazamiento del relleno de esta.

Esta información fue corroborada por este reportero minutos antes de que fuese tapado el hueco con una plancha de acero de una pulgada de espesor y varios metros de largo y ancho, como paliativo antes de la imposibilidad de solucionar de manera inmediata el problema.

La circulación vial ha comprometido de manera preocupante la senda contraria, que igualmente muestra signos de desmoronamiento. El deterioro irreversible de las viviendas de la zona impide que ambas sendas de circulación puedan ser evacuadas por las calles aledañas, aumentando así el riesgo de un accidente de grandes proporciones.

La Empresa Provincial de Viales, máxima responsable del cuidado y mantenimiento adecuado de las calles y avenidas en la capital, brilla por su ausencia. Una pregunta exige respuesta inmediata: ¿a dónde van a parar todos los cientos de miles de pesos que año tras año se recaudan como pago del derecho de circulación, tanto por los conductores privados como estatales?

Alejandro Hernández Cepero

Periodista independiente

[fbcomments]